Aprende a salirte de la rutina sin sentirte culpable

La vida monótona tarde o temprano termina por aburrirnos, y no es que necesitemos de una vida totalmente fiestera y aventurera, pero de vez en cuando no caen nada mal, busca la manera de aprender a salirte de la rutina y de no sentirte culpable por ello ¡Disfruta! Pero, obvio todo con precaución y responsabilidad.

Ver artículo completo

A veces somos tan cuadrados que vivimos sometidos a una rutina, de la cual salirnos nos causa miedo y culpa, todo está perfectamente planificado en nuestra agenda de tal modo que nada puede salir mal, esto es totalmente positivo el problema es que la rutina nos agobia y nos aburre, y vivimos en una vida que no nos gusta, una vida donde no nos sentimos cómodos, de vez en cuando es bueno salirse de la zona de confort y probar como se siente salirse de la rutina.

Haz actividades nuevas

Seguro estas interesado por aprender a bailar bachata o quizá samba, o realizar yoga e incluso practicar tenis, no te detengas, salte de la rutina y asiste a estas clases, pasea, diviértete y conoce, mientras más te encierres en ella más la odiarás.

No todo debe cumplirse al pie de la letra

Si te estresas por faltar al gimnasio porque disfrutaste de una película con tus amigos, está bien, puedes moldearla un poco y hacer ejercicio en casa, hay citas que no debes perderte por estar demasiado ocupado, nuestra familia y amigos necesitan de nosotros, regalémosle tiempo, invitémosle a que nos acompañen a esas clases de capacitación si de verdad la agenda es apretada, te aseguro que esos detalles son los que más se valoran.

Permítete escaparte del mundo por un día

Es el mejor plan cuando sientes que llevas una semana súper agotada, que necesitas un respiro y un aire de libertad fuera de la monotonía, ponte en contacto con la naturaleza y olvídate de todo aquello que te agobia a diario. Ojo cuando te escapes de esta manera ten en cuenta que debes de igual forma cumplir con tus responsabilidades, salir de la rutina no es incumplir con todo lo que ella lleva.

Llevar una vida donde la costumbre sea la protagonista nos lleva a tener cambios muy predecibles, y nos encierra solo en lo que conocemos, tanto que el cambio puede llegar a asustarnos, pero no tengas miedo de vivir, recuerda que las experiencias son las mejores memorias y más cuando vienen acompañadas de personas que queremos. No hay razón para sentirte culpable, de vez en cuando romper con esos esquemas hace que volvamos a retomar aire y seguir.

Artículos Relacionados