Logra concentrarte con tres trucos súper eficaces

Piensas que tu nivel de concentración es muy bajo y que cualquier cosa acapara tu atención al instante, a todos nos pasa, pero no hay de que preocuparse con estos tres trucos lograrás concentrarte mucho mejor, tómalos en tu rutina y verás la diferencia.

Ver artículo completo

¿Eres distraído que cualquier ruido o imagen logra que pierdas concentración? Tranquilo, nos pasa a todos, tendemos a buscar algo mejor que hacer cuando tenemos responsabilidades que imploran nuestra atención, pero nuestra mente no logra concentrarse, y pensamos que al ponernos sobre la marcha lograremos eso, pero no es así, si no estamos plenamente concentrados al momento de comenzar se nos hará difícil entender y terminaremos estresados, te traemos tres trucos que aprendimos en nuestras semanas infernales de exámenes finales.

Descansa lo suficiente, hidrátate y haz ejercicio

Dormir y descansar harán que a la hora de realizar tus actividades todo se torne más sencillo, toma agua cuando estés estudiando, nuestro cerebro lo necesita, a medida que vamos estudiando y trabajando vamos perdiendo energía y vamos perdiendo agua, por ello necesitamos mantenernos muy bien, esta combinación con el ejercicio es crucial.

Adiós todo lo que te distraiga

Incluye teléfonos, internet, juegos, incluso apaga el televisor y ponte a la obra, aventúrate en eso que debes hacer, y allí cuando ya le tomes el hilo todas las ideas y los conocimientos irán fluyendo sin ser forzados, te resultará ameno porque vas a notar que no necesitas de mucho esfuerzo para que todo te salga mejor que nunca.

Busca un lugar donde no exista nada que tome tu atención

Si estudias en tu habitación tendrás la distracción de tu celular, de tu cama y de tu televisor, si te reúnes en la sala de juntas de la empresa con los demás compañeros para aligerar el trabajo te costará concentrarte, y más si se trata de estadística o contabilidad que necesitan toda tu atención, un lugar en paz y tranquilo es el que necesitas, donde solo estén tus pensamientos y tú.

No te frustres cuando no logres concentrarte con rapidez, debes ir añadiendo estos hábitos a tu rutina y verás que en lo que menos imaginas ya tu concentración será tu mejor aliado, todo se debe ir preparando para lograrse, ve instruyéndote a ti también a trabajar más y bajo presión, a rendir más y por supuesto que con estos trucos eso se te hará pan comido.

Artículos Relacionados