5 consejos para aprender a manejar el estrés


Verisure Perú
40% descuento
EN TU ALARMA PARA CASA
HASTA EL 31 DE DICIEMBRE

El estrés es la enfermedad del siglo XXI y está dispuesto a atacar a cualquiera que no cuente con las herramientas para combatirlo. Para que las tengas, acá te damos 5 consejos para aprender a manejar el estrés.

En el mundo de hoy es muy fácil que nos veamos sobrepasados por todas las responsabilidades que tenemos encima.

Por ello, no es de extrañar que sean cada vez más las personas que se interesen por los medios para manejar este tipo de situaciones.

Para que seas una de ellas, acá te dejamos 5 consejos para aprender a manejar el estrés.

  • Mantente activo

Una de las primeras cosas que dejamos de lado cuanto tenemos demasiadas cosas que hacer es la salud física. Sin embargo, resulta que guardar unos minutos al día para realizar algún tipo de ejercicio puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo.

Además, hacer este durante las mañanas podría ayudarnos a tener energía el resto del día.

  • Haz algo que te guste

Otra cosa que solemos dejar como última prioridad es la realización de actividades gratificantes. Aunque ello pueda ayudarnos a no “perder tiempo” no permite que tengamos un espacio para drenar nuestra energía.

En consecuencia, es probable que nuestro humor se vuelva cada vez peor.

  • Duerme

Uno de los aspectos de nuestra vida que en la actualidad no recibe el suficiente reconocimiento es el sueño.

Después de todo, casi nunca cumplimos con las horas mínimas requeridas. Esto genera como consecuencia que nuestro cuerpo no cuente con el espacio para reponerse del trabajo del día y cada vez estemos más fatigados.

  • Di que no

Muchas veces terminamos llenos de estrés ya que accedemos a cada pedido de nuestros jefes o invitación de nuestros conocidos.

Una forma clara de evitar el estrés es conocer nuestros límites y lo que somos capaces de manejar.

  • Entiende que hay cosas que no puedes cambiar

Finalmente, es impresionante la cantidad de tiempo de nuestras vidas que perdemos rumiando sobre eventos que no podemos cambiar.

La mejor forma de evitar es estrés es entender que: si puede arreglarse solo hay que trabajar para ello y si no, entonces no tiene sentido preocuparse.