10 estrategias para trabajar de una manera más inteligente

Para hacerse cargo de un negocio exitoso, se necesita que la mente se encuentre en buenas condiciones.

Y es que se requiere de un esfuerzo para mantenerlo así, pero aprender cómo ser más inteligente, convierte a uno en un líder más creativo y agil.

Hay que tener en cuenta que la inteligencia es un atributo basado en ‘usarlo o perderlo’, por lo que uno debe constantemente ejercitarla.

Estrategias para trabajar de una manera más inteligente Por eso, compartimos 10 estrategias que aumentarán la capacidad mental y que puede se incluídas en las apretadas agendas de trabajo de cada día para…

Ver artículo completo

estrategias para trabajar

Para hacerse cargo de un negocio exitoso, se necesita que la mente se encuentre en buenas condiciones. Y es que se requiere de un esfuerzo para mantenerlo así, pero aprender cómo ser más inteligente, convierte a uno en un líder más creativo y agil.

Hay que tener en cuenta que la inteligencia es un atributo basado en ‘usarlo o perderlo’, por lo que uno debe constantemente ejercitarla.

Estrategias para trabajar de una manera más inteligente

Por eso, compartimos 10 estrategias que aumentarán la capacidad mental y que puede se incluídas en las apretadas agendas de trabajo de cada día para lograr mayor eficiencia y eficacia.

1. Ley de Parkinson

La administración del tiempo es un punto clave para lograr el éxito del negocio como emprendedor. Entonces esta ley enunciada por el británico Cyril Northcote Parkinson en 1957, señala que el trabajo al realizar una tarea debe expandirse hasta copar todo el tiempo que es asignado.

Así que aquí el tiempo que se dedica a cada actividad de la agenda, será inversamente proporcional a su importancia. La ley proporciona una gran palanca para la eficiencia: la imposición de plazos más cortos para una tarea, o programar una reunión anterior.

2. Encontrar el estado de flujo

Los atletas lo llaman estar “en la zona”, donde uno está tan concentrado que está prácticamente adormecido ante cualquier tipo de distracciones. Es un estado que todos podemos aprovechar: escritores, músicos y empresarios.

La investigación de Mihaly Csikzentmihalyi se centra en estos estados de flujo que optimizan nuestro desempeño mediante la búsqueda de ese equilibrio entre reto y habilidad.

3. Las multitareas

Las “multitareas” en el mundo de los negocios se han convertido en una habilidad necesaria para cualquier empleado que está siendo requerido para hacer muchas tareas. Y si bien es cierto que las “multitareas” es una habilidad aprendida con un buen aprendizaje de cómo llevarlos a cabo eficientemente, se puede reducir dramáticamente el estrés de cada día, incrementar la productividad y disfrutar del nuevo trabajo.

Lee también: Conoce las 7 mejores estrategias de marketing online 2015

4. La Regla de los 2 minutos

Hay muchas causas por los que se procrastina, es decir, se postergan tareas que, muchas veces es por una simple cuestión de hábitos, y por lo tanto, conocer estrategias simples para cambiarlos es enormemente útil para mejorar la calidad de vida.

Precisamente, una de las técnicas de gestión del tiempo, es la Regla de los 2 minutos, que viene del famoso libro Getting Things Done de David Allen. La idea es simple: cuando haya una tarea pendiente que tome menos de dos minutos, hay que hacerla; incluso si no es de prioridad o si podrías ser delegada, como podría ser rellenar un formulario burocrático, enviar un e mail, concretar la fecha de una reunión, etc.

5. Trabajar con ritmos circadianos

Las células nerviosas en el cerebro controlan nuestros ritmos circadianos, que influye en los ciclos de sueño-vigilia, la liberación de hormonas, las emociones y los niveles de energía. Es una operación constante fuera de los ritmos circadianos (por ejemplo, pilotos internacionales) que crea fatiga.

Entonces, aquí la eficiencia radica en la sincronización de trabajo específico con estas horas punta que son biológicos. El Dr. Steve Kay dice que el trabajo analítico es mejor en un par de horas de vigilia, cuando por las mañanas la temperatura corporal aumenta el flujo de sangre al cerebro.

6. La ingeniería inversa

Una de las características de aquellas personas con ganas de aprender más, es aplicar lo que se conoce como ingeniería inversa, cuyo objetivo es obtener información a partir de un producto, con la idea de conocer principalmente como se fabricó , de qué está hecho y como funciona.

Aunque esta actividad está relacionado más con e campo tecnológico como la electrónica y la computación, lo real es que todo producto es candidato de la ingeniería inversa. Lo cierto es que la ingeniería inversa suele ser empleada por compañías, para analizar si el producto de la competencia infringe patentes de sus propios productos.

trabajar

7. Fuerza de voluntad

Para recuperar la concentración en una labor, es necesario restaurar la fuerza de voluntad. La autora de “The Willpower Instinct”, Kelly McGonigal, señalla que se deben recordar las metas cuando se tiene la sensación de estar perdiendo la fuerza de voluntad.

Por ello se debe pensar en la actividad en cuestión como algo indispensable para alcanzar las metas. McGonigal asegura que la fuerza de voluntad fácilmente se agota si uno se desconecta esa actividad de los objetivos que espera conseguir.

8. 57 de labor, 17 de descanso

El ajetreo empresarial originan pausas inexistentes. Estudios recientes revelan que sólo uno de cada cinco empleados tienen la hora del almuerzo para relajarse y descansar.

Otros estudios señalan que 10% de los empleados más productivos trabajaron solamente en 57 minutos, para luego descansar por 17 minutos. A ello hay que agregar que nuestro cerebro puede estar enfocado totalmente hasta por 90 minutos, luego se necesita más o menos 20 minutos de descanso.

9. Posturas y productividad

Las posturas complicadas sin duda que afectan la productividad. Se calcula que aproximadamente uno permanece entre 9 y 12 horas en e escritorio, por lo que si la postura no es buena, se notarás una baja en el nivel de concentración.

Te puede interesar: 10 estrategias que te ayudarán a atraer dinero

10. Dividir responsabilidades

Muchas veces un gran proyecto puede ser intimidante. Si es lo suficientemente grande, es fácil postergarlo, perdiendo tiempo en el trabajo hasta que uno se vea obligado a enfrentar todo el proyecto justo cuando está a punto de expirar el plazo.

Pero , el trabajador eficiente debe realizar el trabajo importante primero, incluso si implica hacer una pequeña parte de una gran tarea. A largo plazo, uno habrá terminado la tarea más importante y de una forma más rápida, si se trabaja un poco cada día para avanzarlas .

Vía: Entrepreneur
Foto: alta-rentabilidad

Articulos Relacionados