Inventan dispensador para comprar alimentos envasados más baratos

Luego de estudiar en un exclusivo colegio de Santiago, en Chile, y aún siendo alumno de Ingeniería Comercial en la Universidad Católica, hace 4 años, José Manuel Moller hizo algo que marcó un antes y un después en su historia: vivió año y medio en la populosa comuna de La Granja.

Luego de esta vivencia, fundó Algramo, una iniciativa social que ganó la competencia internacional “The Venture” en Estados Unidos, recibiendo US$300.

000 para seguir desarrollando el proyecto.

¿Qué es Algramo? El objetivo principal de Algramo es ayudar a las personas con menos recursos a disminuir los costos de los alimentos…

Ver artículo completo

Luego de estudiar en un exclusivo colegio de Santiago, en Chile, y aún siendo alumno de Ingeniería Comercial en la Universidad Católica, hace 4 años, José Manuel Moller hizo algo que marcó un antes y un después en su historia: vivió año y medio en la populosa comuna de La Granja.

Luego de esta vivencia, fundó Algramo, una iniciativa social que ganó la competencia internacional “The Venture” en Estados Unidos, recibiendo US$300.000 para seguir desarrollando el proyecto.

¿Qué es Algramo?

El objetivo principal de Algramo es ayudar a las personas con menos recursos a disminuir los costos de los alimentos básicos que consumen. El sistema consiste en la implementación de un dispensador de alimentos a granel en almacenes de poblaciones, que provee de distintos productos principales (arroz, porotos, azúcar, lentejas, etc.).

Lee también: El fuerte arraigo por los mercados locales y las bodegas peruanas

Con Algramo se compran productos en grandes cantidades y se venden en máquinas dispensadoras, de las que las familias las recogen con envases reutilizables, pagando un 40% menos y sin contaminar. Pero además, con esta modalidad los pequeños almacenes pueden tener precios competitivos con respecto a los grandes supermercados.

Actualmente son 350 almacenes con dispensadores, distribuidos principalmente en la zona norte de Santiago de Chile y se están preparando para incursionar en otras ciudades y poblados. Hoy se encuentran en Colombia gracias al fondo de la CORFO para testear soluciones fuera de Chile.

Moller cuenta que luego de vivir en La Granja con tres compañeros de la universidad donde trabajaban en lo que podían, luego juntaban el dinero y Moller era el encargado de hacer las compras. Así fue como él se dio cuenta de que cada vez que compraba en el almacén de la esquina le salía el doble que en un supermercado.

alimentos Algramo

“Es el impuesto a la pobreza: lo que se paga de más en los almacenes de barrio, porque como tú no tienes el dinero suficiente para hacer una compra al mes o a la semana, compras al día. El descuento de un 30% o 40% que logras cuando compras por más cantidad en el supermercado ahí se te carga”, señala.

José Manuel pensó en una empresa que ayudara a resolver el problema: apareció la idea de vender a granel, pero –con ayuda de la tecnología– con precios al por mayor.

El primer problema que enfrentó fue encontrar una máquina que entregara el producto de la misma manera que un dispensador de café, es decir, que con solo introducir una moneda entregara el producto en la medida justa. Ni en Chile ni en Europa había la máquina que necesitaba.

“Nosotros queríamos que el comprador hiciera todo: que metiera una moneda en la máquina, pusiera su envase plástico retornable y saliera la cantidad exacta del producto que compró. Por eso, tuvimos que inventar la máquina”, aduce.

Y fue cuando a mediados del 2012, conoció al diseñador industrial Salvador Achondo, con quien se asoció para diseñar el prototipo final que estuvo terminado en el 2014. Con él se acercaron a varios almaceneros de la ciudad de La Pincoya, quienes no se interesaron.

Te puede interesar: Bodegas formales en Perú necesitan cambiar sus estrategias de negocios

“Les expliqué que con ella podíamos vender el mismo arroz, azúcar y detergente, pero más barato. La gente al principio no tenían confianza, luego empecé a vender mucho más Algramo que de las otras marcas”, recuerda.

Jose Manuel

Alimentos a granel más baratos

Algramo vende nueve productos a granel: lentejas, garbanzos, porotos burros, negros y blancos, además de arroz, azúcar, puré y detergente en 350 almacenes de Santiago. La máquina, por ahora, se entrega gratis a los almaceneros.

En cuanto a precios, por ejemplo, el medio kilo de azúcar en el dispensador cuesta 400 pesos y el de Algramo, 300. “La idea es resolver una problemática social y ambiental de una manera rentable. Mi sueño no es que alguien venga a comprarme Algramo, sino encontrar gente que quiera invertir en el negocio y que crezca, y que se hagan más como este, porque si todas las empresas optaran por este tipo de venta y bajaran los precios, se cumpliría lo que buscamos”, enfatiza Moller.

Y, ¿funcionaría en el Perú?

Según datos, en nuestro país el 72% de los productos básicos como azúcar o arroz se venden en bodegas y mercados de barrio. Habría que pensar en Algramo en este sentido, ya que Algramo es una solución que apuesta al consumo inteligente y se propone revolucionar la venta minorista.

Vía: elcomercio.pe
Foto: ticotimes.net

Mira este video: The Venture presenta “ALGRAMO”

Articulos Relacionados