Guía para hacer tu plan de negocios con China


Verisure Perú
40% descuento
EN TU ALARMA PARA CASA
HASTA EL 31 DE DICIEMBRE

Cuando pensamos en empezar un negocio, lo primero que se nos viene a la mente es vender productos. Pero si no los fabricamos nosotros mismos, ¿Qué hacemos? ¿Dónde lo compramos?

Ya sea para comenzar una nueva empresa o hacer crecer la que ya se tiene, se necesita tener un plan de negocios que permita establecer metas, detallar la estructura de la organización, su forma de operar, y hacer un presupuesto de apertura, operación y publicidad, entre otros aspectos.

Y si se tiene en cuenta que China es un gigante económico del mundo actual, es una gran oportunidad de negocio importante de hacer negocios con China que no se debe pasar por alto en ninguna estrategia empresarial.

El gigante asiático

China es el país más poblado del mundo con casi 1400 millones de habitantes, cada vez más acomodados y más consumistas.

Desde que se produjeron las reformas económicas en 1978, ha sido el país que más ha crecido convirtiéndose en el mayor exportador e importador de bienes.

El PIB en los últimos diez años ha estado entre el 7 y el 14, de hecho este año se prevé un 6,5 y el año pasado fue un 6,9% y se consideró que bajaba mucho su crecimiento. De hecho, desde 1989 no baja de 7,5.

Estudios de las Naciones Unidas pronostican que este año, China reemplazará a Europa como el segundo socio comercial de Latinoamérica. Además de comprarle a la región materias primas y vendernos productos manufacturados, China se ha convertido en el país que más dinero presta a los Gobiernos latinoamericanos. Según América Económica, el país asiático invierte más en la región que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial juntos.

China también es una cultura distinta. El país que mas crece en los últimos años está gobernado por un partido único, el comunista, que controla todos los ámbitos de la vida China: gobierno, instituciones, trabajos, escuela… Ni Google, ni Facebook, por ejemplo, funcionan en China.

La evolución y modernización de China ha provocado un aumento de la legislación y de las regulaciones, y eso hace que para un empresario extranjero, no solo español sino de cualquier parte del mundo, se encuentre con dificultades para entenderla y poder llegar a realizar un intercambio comercial con éxito.

Pero China es un mercado que no se debe pasar por alto, tanto para la compra como para la venta. Establecerse allí es una solución o, también, contactar con empresas que trabajen allí, que conozcan sus costumbres, su legislación, su idioma, en fin, su manera de hacer negocios. Hacer negocios desde el extranjero con este país es muy difícil y arriesgado.

Dónde comprar en China

Los productos chinos, que tan mala fama han tenido, son cada vez más competitivos y de mayor calidad. De hecho los productos que más exporta China actualmente son ordenadores, equipos de radiodifusión, teléfonos, circuitos integrados y componentes de materiales de oficina.

Y entre los dos mejores sitios para comprar en China tenemos al:

El Mercado de Futian, que es el mercado mayorista más grande del mundo, con 5 millones y medio de metros cuadrados y mas de 75.000 tiendas. Un mercado organizado en distritos según el tipo de producto (juguetes, flores, artesanías, ropa, textiles, accesorios, decoración, ferretería, herramientas o tecnología entre otros).

También sobresale la Feria de Canton; otro sitio imprescindible para conocer todo lo que allí se fabrica y aprovechar las oportunidades de negocio. En tres fechas, según productos, podemos ver una amplísima gama de toda la oferta china. Una increíble variedad que va desde modernos paneles solares hasta herramientas, vehículos, artículos de decoración, ropa, etc. Sin duda,, una buena oportunidad de negocio para emprendedores.

Pero si se trata de comprar vía online, Alibaba es la página web china más grande que existe para comprar todo tipo de artículos. Su volumen de ventas por día (y sus beneficios) es monstruoso. En ella hay artículos de todo tipo: repuestos para automóviles, ropa, joyería, incluso productos relacionados con la salud como hierbas naturales, dispositivos médicos, etc.

Tiene una versión completamente en español, por lo que te será muy fácil navegar a través de ella, y lo mejor es que puedes cambiar la moneda para ver los precios según el país donde te encuentres. Es una página ideal si se quiere comenzar un negocio de importación porque la mayoría de sus productos se venden al mayoreo, en packs de distintas unidades.

Te puede interesar: Conoce los 5 documentos para importar de China a Latinoamérica

Tener un asistente de compras en China

Y si se tiene en mente querer comprar una partida grande de algún producto o componente en China. O que se va a comprar varias cosas y se quiere agrupar todo en un envío para ahorrar costes ¿Lo harías a través del teléfono, de internet, por Skype? ¿se envía un trabajador allí, se abre una oficina?

Lo cierto es que el coste de las gestiones se pueden comer el beneficio de comprar en China a mejor precio.

Por eso se recomienda establecer un asistente de compras en China que se encargará de abrir una oficina cerca de los proveedores, con personal del país especializado en negociaciones, sin cobrar comisiones y asegurándose que el pedido se sirve en perfecto estado y al precio acordado. Y si se desea, también buscando proveedores similares.

El ahorro es sustancial y se cuenta allí con alguien que es como si fuera un trabajador de la propia empresa, ahorrando dinero y asegurando un correcto envío de la mercancía.

Hay que ponerse a pensar que trabajar con intermediarios chinos es difícil. No se sabe bien que comisión está cobrando ni la verdadera calidad del producto comprado.

Tener allí alguien de confianza que compruebe precios reales de fábrica y que incluso pueda buscar alternativas hará que la compra sea mucho más fácil y transparente.

Control de calidad de productos comprados en China

Otro aspecto a tener en cuenta es el control de calidad de los productos a importar desde China. Es importante la inspección del material comprado antes del embarque. Incluso visitando la fábrica para asegurarse que envían el producto comprado.

Pensar en una devolución por defectos o equivocaciones supone mucho tiempo perdido. Y tiempo es dinero. El control en la carga del contenedor también es fundamental para que todo llegue en orden.

Y una ventaja adicional es la posibilidad de pagar por control de calidad sin ningún compromiso posterior.

De tal modo que se asegura la calidad del envío añadiendo ese pequeño coste que permitirá tener la absoluta seguridad que el envío llegará a buen puerto sin ninguna sorpresa.

Buscar proveedor

Un proveedor chino no se elige porque tiene una web muy bonita o porque nos respondió primero. Se debe seleccionar un mínimo de cinco proveedores con experiencia mínima de cinco años en el mercado. Pida referencias a su proveedor sobre negocios con otros importadores del país o de la región.

Es importante que nunca se realice pagos en cuentas personales. Hay que hacer todas las consultas posibles y que su proveedor lo ponga por escrito en la Proforma Invoice.

Pedir a su proveedor certificaciones de calidad, así como el registro de licencia de exportador. Elija proveedores con auditoría. Esto último es posible porque existen empresas verificadoras que realizan auditoría de proveedores.

Seleccionar agentes

Una vez que se haya seleccionado al proveedor, se debe elegir a los agentes de carga y aduanas.

El primero se encarga de embarcar, consolidar y desconsolidar la carga, además de transportarla, mientras que el agente aduanero representa al importador ante la aduana del país.

Vía: rincondelemprendedor.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 28359 Artículos
Editor en Pymex desde 2014