El estudiante que dormía en Starbucks y ahora gana US$ 10 millones


No cabe duda que las personas que se aventuran a emprender un negocio vienen aumentando en todo el mundo, pero solamente aquellos que supieron explotar las necesidades del mercado son los que han triunfado en el éxito de sus compañías.

Esta es la historia de Ali Hamed, de 26 años•••

Ver artículo completo

No cabe duda que las personas que se aventuran a emprender un negocio vienen aumentando en todo el mundo, pero solamente aquellos que supieron explotar las necesidades del mercado son los que han triunfado en el éxito de sus compañías.

Esta es la historia de Ali Hamed, de 26 años de edad, un estudiante que ha causado un gran revuelo en el mercado de los negocios de informática en los Estados Unidos.

De Starbucks al éxito

A los 19 años de edad, antes de su segundo año en la Universidad de Cornell de Nueva York, Ali era un beisbolista destacado pero que tuvo un accidente rompiéndose la espalda por lo que nunca pudo volver a jugar.

Esta situación complicó gravemente su estabilidad económica, ya que no pudo trabajar mientras se recuperaba. De tal forma que no pudo pagar el alquiler de un departamento en el Bronx, así que acabó simplemente tomando siestas en un Starbucks durante el día y salir con la maleta en la noche.

Pero esto no lo detuvo. Ali focalizó todo su esfuerzo en una nueva pasión: la tecnología empresarial. Cuenta que tuvo que burlar la seguridad de los guardias de la universidad para ir a la biblioteca y leer sobre programación de computadoras para codificar y crear páginas web y otros temas de utilidad para su idea de emprendimiento.

El primer negocio de Hamed, que usaba el procesamiento del lenguaje natural para extraer el sentimiento de artículos noticiosos no funcionó, perdiendo todo su dinero viéndose en la necesidad de convencer a una casera para poder alquilar su ático por 250 dólares al mes. Así que Ali dormía en el suelo y vivía de su “cachuelo” como consultor.

Compañías de informática de éxito

Hasta que en el 2012, lanza CoVenture, una empresa de fondo de capital riesgo que invierte en capitales semilla para empresas de Internet, así como diseños de software para las compañías en que invierten en su empresa.

La clave de su éxito : la compañía ofrece software a cambio de acciones de las propias empresas; es decir, se invierte 30.000 dólares en software a cambio de un 5% del capital de cada compañía.

El 2014, CoVenture ha logrado trabajar con 6 empresas logrando aumentar sus ingresos a 10 millones de dólares en total. Actualmente, la compañía cuenta con 40 desarrolladores y diseñadores expertos en informática para crear soluciones para las nacientes pequeñas empresas.

Mayormente sus clientes son de diversas categorías: desde empresas de correo electrónico hasta escuelas, agencias de viajes o incluso del sector del transporte. Hoy, Ali presta asesoría en una docena de compañías de los EEUU.

Sin duda que la historia de Ali Hamed, es un gran caso de éxito que logró superar todas las barreras y obstáculos hasta convertirse en uno de los emprendedores más importantes del sector informático.

Por ello, este estudiante universitario con grandes aspiraciones y visiones es un ejemplo para aquellos novatos emprendedores que están estudiando o para quienes tienen ya una idea de emprendimiento.

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion