Cómo ganar US$15,000 al mes mientras juegas tu videojuego favorito

Twitch es un portal que se ha convertido en una herramienta que permite ganar miles de dólares jugando a los videojuegos.

Ver artículo completo

La plataforma Twitch, perteneciente a Amazon, es un portal donde se puede hacer seguimientos a “gamers” que juegan en directo.

Pero, ¿Cómo ya los millennials están ganando miles de dólares con sus videojuegos?

Veamos el caso de Twitch: se calcula que más de 600.000 ‘gamers’ emiten en ‘stream’ en dicha plataforma online con una audiencia mensual que llega a los 45 millones de personas.

Además de emitirse en tiempo real cómo juegan, los usuarios pueden comentar, analizar y criticar el proceso del juego y hasta dar su opinión sobre nuevos videojuegos. En muchos casos los ‘streamers’ se vuelven populares al pronunciar palabrotas e insultos mientras se divierten.

  • Gamers y streamers

Entonces, Twitch, la plataforma de streaming ya se ha convertido en el YouTube de los videojuegos. Y a diferencia del servicio de Google, en Twitch resulta muy simple retransmitir los propios videos en streaming, en directo.

Se puede hacerlo desde la propia computadora, aunque tanto las consolas Xbox One o PlayStation 4, ya integran Twitch, para que se puedan subir las grabaciones de las partidas, o transmitirlas en directo.

Así que la mayoría de los jugadores retransmiten por sólo divertirse diversión, pero si es muy bueno jugando un determinado juego, tiene carisma y la gente se divierte viédolo jugar, se comenzará a ver cómo sus partidas se llenan de seguidores.

Aquí es donde entra en juego el servicio Twitch Partner, que permite ganar dinero haciendo streaming, mediante suscripciones al canal, o bien a través de anuncios que aparecen en su partidas, o por medio de las donaciones de su seguidores.

Toda la comunicación es en vivo, pero solamente los mejores “gamers”  ganan dinero por sus emisiones. La suscripción a Twitch cuesta menos de cinco dólares, en donde el 50% son para el ‘streamer’ y el resto para la plataforma.

Sin duda es un canal bien promocionado que ofrece un lucro adicional a través de los anuncios y se puede ganar 3,5 dólares por cada 1.000 visualizaciones.

Según explica Sviatoslav Bochárov, el redactor jefe del portal ruso Gmbox, existen tres tipos de monetización en Twitch:

  • los anuncios,
  • las suscripciones pagadas y
  • las donaciones.

Este último es el más interesante, pues permite que los usuarios envíen a su streamer favorito la cantidad de dinero que ellos quieren. Para algunos streamers rusos este es el principal tipo de monetización.

Un ejemplo de cómo muchos jóvenes se han enriquecido mostrándole al planeta en directo de cómo se juega a los videojuegos es la rusa Karina Sychova, que tiene un canal con 400.000 suscriptores.

Esta joven streamer de 20 años es muy popular por sus enfados, insultos y sus reacciones exageradas acompañadas de malas palabras, pero que llegó a ganar un promedio de 1.000.000 rublos al mes (unos 15.000 dólares).

Karina asegura que principalmente recibe donaciones. Además, confiesa que luego de comprarse una computadora más potente, mucho más gente empezó a seguirla.

Y hasta le ofrecieron un programa de colaboración y el propio Twitch comenzó a pagarle para que hiciera sus emisiones.

La popularidad de los ‘streamers’ ya ha empezado a influir en las ventas de la industria de los videojuegos. Casi un 25% de los usuarios de Twitch eligen juegos en función de las recomendaciones de los blogueros de video más conocidos. Según el jefe del proyecto Juegos Mail, Alexánder Kuzmenko, el mercado de la emisión en vivo es “enorme y es difícil evaluarlo en dinero e incluso en volumen”.

Otro ejemplo es de Jeffrey Shih, alias TrumpSC, de 26 años, un licenciado por la Universidad de Nueva York, que luego de terminar la carrera de Administración Empresarial en 2011, empezó a retransmitir su partidas del juego StarCraft II.

Lo cierto que luego de un mes descubrió que cerca de 2.000 personas se conectaban en directo a su canal de video, solamente para verlo jugar. Así que por un año lo compaginó con su empleo, pero cuando Jeffrey descubrió el servicio de Socio (Partner) de Twitch, renunció a su trabajo y se convirtió en streamer profesional.

Y lo hizo luego de apuntarse a Twitch Partner, y desde entonces se dedica a transmitir en streaming sus partidas de HearthStone, que es un divertido juego de cartas coleccionables de Blizzard, jugando siete horas al día y ya ha acumulado unos 15.000 seguidores, que mediante donaciones, publicidad y suscripciones por 5 dólares al mes, le permiten ganarse la vida jugando videojuegos.

En fin; parece fácil ganar dinero con esta plataforma online, pero ser streamer de videojuegos profesional es una profesión que exije, además que se debe poseer una habilidad innata con los juegos, carisma, y ofrecer cada día alguna novedad en lo que juega.

Vía: Actualidadrt

Sobre Pedro O 28440 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados