La increíble historia del pintor sin zapatos que se convirtió en millonario

Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Neymar y la lista puede ser interminable. Estos jugadores aparte de compartir el talento para el fútbol también tienen en común un dato para destacar: provienen de familias de escasos recursos.

Ver artículo completo

Aquel adolescente de un barrio humilde en Sao Paulo soñaba con triunfar mientras jugaba en las categorías menores del Palmeiras. Hoy es la estrella del balompié en el Machester City.

Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Neymar y la lista puede ser interminable. Estos jugadores aparte de compartir el talento para el fútbol también tienen en común un dato para destacar: provienen de familias de escasos recursos.

Hoy, ya convertidos en ‘estrellas’, son millonarios, demostrando así que el fútbol puede ser una vía para mejorar la condición económica. Y es que muchas veces la vida puede cambiar en un segundo, en un minuto o en un par de años. Depende del golpe de timón que se tome.

 

Este es el caso de Gabriel Jesús, quien milita en el Manchester City; club inglés que lo adquirió por 35 millones de dólares. Pero no todo ha sido color de rosa en su vida.

En su cuenta de Instagram, recientemente el jugador brasilero de 21 años, recordó su pasado y conmovió a miles de seguidores con fotos de solamente hace 5 años, al mostrar lo que hacía mientras su país se preparaba para recibir la Copa del Mundo: pintaba en la calle y totalmente descalzo.

De la pobreza al éxito

Este es un ejemplo de notable superación de Gabriel Jesús, de 21 años, quien nació el 3 de abril de 1997 en Sao Paulo, quien desde niño demostró sus dotes para jugar al fútbol, razón por la cual inició su carrera desde joven en el Palmeiras, luego que un entrenador lo viera jugar si zapatos en un terral de Sao Paulo en un torneo para aficionados.

 

Fue allí donde su vida cambió para siempre, cuando los del Palmeiras reconocieron en aquel adolescente al ídolo que llevaban décadas esperando. Pero antes de que llegaran los premios, los autógrafos y los millones, la vida de Gabriel Fernando de Jesús, se centraba en su madre, Dona Vera, quien lo crió sola junto a sus tres hermanos en la empobrecida comunidad de Jardim Peri, al norte de Sao Paulo.

No había lujos en la familia de esta mujer de carácter fuerte que se multiplicaba en oficios para llevar el alimento a la mesa. “Gabriel tiene una estrella muy grande, salió de un barrio muy pobre y por eso no tiene miedo. Va a adaptarse a la comida, al frío de Machester y a todo. En tres años será Balón de Oro porque Messi ya estará medio viejito…”, asegura su madre de 60 años.

Te puede interesar: De pobres a millonarios, la historia de futbolistas que lograron fama y fortuna

 

Jugó el Mundial Sub 20 de 2015, donde fue subcampeón y ganó la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Rio en 2016. Pero lo más increíble del caso es que en 2014, en la previa del inicio del Mundial en su país, Gabriel Jesús se dedicaba a pintar paredes y veredas en las calles para embellecer su barrio de cara al gran acontecimiento.

Sí … de pintor callejero hace cinco años a estos días de lujos en el Manchester City, club al que fue transferido en 2016 por 35 millones de dólares con lo que  se convierte en uno de los mejores pagados en la liga inglesa.

Sin duda, un ejemplo como tantos otros de superación, de esfuerzo, de merecido crecimiento tanto en lo profesional como en su vida personal. Un crack que ahora “pinta” para ser una de las grandes estrellas del futuro.

 

Vía: Yahoo Finanzas/ La Nación

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 28307 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados