Dormir en cápsulas, la nueva sensación hotelera en el Aeropuerto de Narita de Tokio

Parecen casetas para perros, pero son las habitaciones de un hotel.

Sin baño, sin armario, sin vistas y sin la opción de estar de pie.

Es la moda de los hoteles-cápsula de Japón, diseñados para ejecutivos sin tiempo para volver a casa.

Miden dos metros de largo, por uno de alto y uno de alto las que están colocadas unas sobre otras en una especie de mausoleo de fibra de vidrio y donde sólo se puede entrar subiendo una escalera y deslizándose gateando.

Los hoteles cápsula son uno de los productos japoneses que más han llamado la atención, al menos…

Ver artículo completo

Parecen casetas para perros, pero son las habitaciones de un hotel. Sin baño, sin armario, sin vistas y sin la opción de estar de pie. Es la moda de los hoteles-cápsula de Japón, diseñados para ejecutivos sin tiempo para volver a casa.

Miden dos metros de largo, por uno de alto y uno de alto las que están colocadas unas sobre otras en una especie de mausoleo de fibra de vidrio y donde sólo se puede entrar subiendo una escalera y deslizándose gateando.

Los hoteles cápsula son uno de los productos japoneses que más han llamado la atención, al menos en el mercado del turismo. Y; claro, no es apta para claustrofóbicos que buscan alojarse en los más fascinantes y exóticos hoteles del mundo.

Pensados originalmente para trabajadores que perdían los últimos servicios de los transportes urbanos, luego se extendieron hacia los viajeros de menor presupuesto e incluso personas que no podían pagar los altos alquileres que se cobran en las ciudades japonesas.

Pero ahora el concepto ha llegado hasta los viajeros internacionales, porque la compañía japonesa Nine Hours inauguró el primer hotel cápsula en el Aeropuerto internacional de Narita, en Tokio. Sin duda, un consejo de viaje que cambiará su vida.

Los hoteles cápsulas de Tokio

Como uno se habrá dado cuenta una habitación de un hotel cápsula es básicamente un espacio solamente para dormir. Si se quiere dormir una hora en el hotel cuesta 15 dólares; pero si es por toda la noche, casi 38 dólares.

Cada una de las habitaciones, todas individuales, cuenta con un futon (colchoneta tradicional nipona), una pequeña repisa que es plegable y un televisor en el techo. Sin embargo, los visitantes pueden disfrutar de masajes, saunas, zonas de trabajo con Wifi, tienda y restaurante las 24 horas.

Si bien el concepto de hotel cápsula es originalmente japonés, hay otros aeropuertos que hace tiempo cuentan con cabinas, espacios un poco más amplios que las cápsulas, donde se puede descansar o dormir un tiempo si tienen varias horas de conexión.

Por ejemplo, la cadena Yotel tiene cabinas en la términal aérea de Gatwick y Heathrow, en Londres, y en Schiphol, Holanda. También hay en el aeropuerto de Munich, Alemania. Sin embargo, los costos de estas cabinas son más elevados que el caso de los hoteles cápsula de Nine Hours en Tokio.

El motivo de la creación de estos hoteles fue contar con una alternativa barata de alojamiento para quienes perdían el último tren o cuando uno deseaba quedarse de juerga en la ciudad, ya que las grandes ciudades de Japón son muy extensas. Pero para los turistas pueden ser toda una experiencia inolvidable.

Además de ello, en Tokio, considerada la capital más poblada del mundo, el espacio es un tema importante donde el metro cuadrado es tanto carísimo como escaso.

Con todos estos antecedentes, no es extraño pensar que hasta el sector hotelero debió adaptarse, creando desde hace más de 30 años estos hoteles llamados “cápsulas”, nombre que reciben debido a lo particular de sus habitaciones.

Sin duda que Japón no sólo exporta electrónica.

hoteles cápsulas

¿Te animarías a dormir en estas especies de nicho como una experiencia y aventura turística?

Vía: blogdeviajes
Foto: escape.portalmie

Articulos Relacionados