23 enseñanzas que hubiesen cambiado tu vida 10 años atrás

Todas las personas que conocemos tienen algo que enseñarnos. Una de las particularidades buenas de la vida no es solamente aprender de nuestros errores, sino también de los de los demás.

Ver artículo completo

Cuando te das cuenta que el futuro que quieres tener sólo puedes crearlo tú mismo, hay que tener en cuenta aquellas enseñanzas de vida para poder cambiar y crear la vida que realmente se quiere vivir.

Todas las personas que conocemos tienen algo que enseñarnos. Una de las particularidades buenas de la vida no es solamente aprender de nuestros errores, sino también de los de los demás.

Por eso que a lo largo de sus años, las personas exitosas han encontrado en su camino grandes mentores, maestros, profesores, familia y amigos que les han enseñado muchísimas cosas sobre la vida. Sin duda que tú también debes tenerlo.

Por eso que a continuación te ofrecemos una lista de las cosas más importantes que se pueden aprender de otras personas, de libros y de uno mismo acerca de la vida.

1. La lucha es algo positivo

Nunca digas, “ya no puedo más”. En vez de eso se debe decir, “¡Vamos que se puede!”

2. No quejarse

El quejarse es la pérdida de tiempo más grande que hay. O se hace algo al respecto o se acepta que no se puede hacer algo al respecto, pero no hay que auejarse todo el tiempo.

3. Pasar el tiempo con las personas que se ama

La familia y los mejores amigos… Si no se tiene una familia, crear una. La mayoría de las personas en nuestra vida son visitantes, la familia es por siempre.

4. No comenzar una relación si no se está enamorado

Si alguien te gusta un poco y piensas, “bueno, podríamos ver que pasa entre nosotros”. No es una buena idea. O estás enamorado o no lo estás. No hay que engañarse. No es justo para ti ni para el otro.

5. Hacer ejercicio a diario, aunque sea un poquito

Un cuerpo sano es una mente sana y una vida sana. No hay que olvidar somos el resultado de la combinación mente-cuerpo-alma, cuidemos de todos ellas.

6. Tener un diario de vida

No, tener un diario de vida no es de niños. Es una buena manera de mirar la vida con un poco de perspectiva, pues ayuda a digerir temas importantes para uno mismo y también es un bello registro de la vida.

7. Agradecer cada día

hay que decir “gracias” siempre que se pueda: “Gracias por este día”, “gracias por esta persona”, “gracias por esta comida”, “gracias por esta experiencia”, etc. Dar las gracias hace a las personas más felices, lo mejor es que sólo depende de uno mismo el decir o no las gracias.

8. No dar importancia a lo que piensan otras personas

La importancia de la opinión de los demás la elige uno mismo. Siempre es bueno saber qué piensan o cómo actuarían otras personas, para poder decidir cómo actuar. Pero la opinión más importante al momento de tomar una decisión es la de uno mismo.

9. Tomar más riesgos

Se dide que …. ¡quien no arriesga no gana! La vida es una sola, hay que aprovecharla al máximo.

10. Elegir una industria, no un trabajo

Si se quiere ser bueno en algo, probablemente se tenga que pasar años haciéndolo. Si se salta de una industria a otra es poco probable que se logre. Hay que seguir el propio instinto, sentir la afinidad que se tiene por un área u otra y hacer lo que dice el punto 9, arriesgar.

11. Dirigir el camino

Cuando uno se encuentra en una situación donde todo el mundo se mira entre ellos, es el momento de liderar. Si eres un líder, sólo se tiene que decidir tomar ese rol. No hay un proceso de certificación, no hay una carrera. Es sólo una decisión.

Te puede interesar: Lecciones de vida que los pájaros te pueden enseñar

12. El dinero no es importante

Realmente no lo es. Pero la persona se tiene que entrenar para que no le importe el dinero. No apegarse a las cosas materiales de las que eres dueño, no depender de ellas, de lo contrario, ellas serán dueñas tuyas.

13. Ser amable

Hay que ser una persona agradable, amable y asertiva. No sólo se sentirá que las personas responden mejor frente a la presencia, sino que uno mismo comenzará a sentirte satisfecho consigo mismo por su propia amabilidad.

14. Aprender a diario

Hay que mantener el cerebro alerta. No significa que se tenga que leer un libro a diario, significa mantenerse curioso, atento en las conversaciones, no hay nada más satisfactorio que aprender. Además, se puede aprender de la propia vida, de los errores, de los éxitos, de todo.

15. Descansar antes de estar cansado

Aunque se adore el trabajo y todos los días parezcan el mejor día del mundo, es importante tomarse momentos de descanso. Un cuerpo y una mente descansada son mucho más productivas, y muchas de las grandes ideas se vienen a la cabeza cuando no se está inmerso en el trabajo.

16. No juzgar

Sólo porque las personas toman decisiones diferentes a las que se tomaría, eso no significa que estén equivocados. Todas las personas han nacido diferentes, han tenido vidas diferentes, quieren cosas diferentes, lo natural es aceptar, respetar y aprender de esas diferencias, no rechazarlas.

17. Pensar en los demás

Ser considerado, eso es todo. La vida es mucho más entretenida, positiva y amable si se la compartes con otros y si los demás la comparten con nosotros.

18. Dar sin esperar nada a cambio

No llevar la cuenta. Si se piensa en todo lo que ofrece y en todo lo que se recibe, uno se volverá muy calculador y los afectos pasarán a ser más una herramienta de intercambio que una fuente de amor y cariño.

19. No hay un gran meta

Todos somos seres cambiantes, que crecen siempre, aunque no lo elijan. Hay que disfrutar del camino, no pensar en el destino.

20. Disfrutar de las cosas pequeñas

Suena cliché, pero es tan real. La vida está compuesta por momentos, pequeños momentos; si se logra encontrar felicidad en cada uno de ellos entonces seremos una persona muy sabia y probablemente muy feliz.

21. No tomarlo tan seriamente

Todos seguimos aprendiendo. Siempre estamos aprendiendo. Parte de aprender es cometer errores, parte de aprender es reírse de uno mismo. Hay que tomarlo con humor, de verdad que la vida fluirá mucho más facilmente.

22. No culpar a nadie

Buscar culpables es clásico de las personas que no se quieren hacer cargo de ellas mismas. No hay que ser de esas personas, si se cometió un error, se debe aceptarlo y pensar cómo se podría actuar la próxima vez. La culpa no es una emoción positiva, en vez de sentir culpa elegir sentir que se está aprendiendo.

23. Nunca mirar hacia atrás por demasiado tiempo

Mirar hacia el pasado es bueno sólo para una cosa: aprender.

Vía: elvasomediolleno.guru

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Sobre Pedro O 28311 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados