La zorra y las uvas, una fábula para entender la importancia de nunca rendirse

Es interesante ver cómo Esopo pudo transmitir a través de sus fábulas tantas enseñanzas. Esta vez te invito a leer la breve historia de “La zorra y los racimos de uvas”.

Ver artículo completo

Es interesante ver cómo Esopo pudo transmitir a través de sus fábulas tantas enseñanzas. Esta vez te invito a leer la breve historia de “La zorra y los racimos de uvas”.

Cuentan que una zorra andaba por el campo y se moría de hambre. Mientras caminaba se quejaba: “¡Ay! ¡Qué hambre que tengo!”, cuando de pronto vio colgados de una parra, deliciosos racimos maduros de uvas. Estiró su cuello para atraparlos con su boca y no pudo. Sin poder alcanzarlos al primer intento, se alejó diciéndose: “¡Ni me agradan! ¡Están aún verdes!”

Reflexión

¿Se dieron cuenta como al primer intento, sin mayor esfuerzo la zorra se dio por vencida y se quedó sin comer las ricas uvas? ¿Cómo pretendemos alcanzar algo que queremos si no nos esforzamos lo suficiente, si no intentamos hasta conseguirlo? No traslademos nuestras frustraciones a otras personas, al destino u otro elemento. Seamos conscientes que si queremos lograr algo, debemos poner todo nuestro empeño. Tú como emprendedor, si quieres lograr el éxito de tu negocio, debes plantearte objetivos, investigar tu mercado, tu segmento y tu competencia, debes desarrollar ese producto que tu público necesita y si lo testeas y no pasa nada, entonces variarlo. Son muchas etapas que pasarás en tu camino como emprendedor, la clave está en la persistencia, la constancia y la disciplina en lo que hagas. Así como dice el la vieja frase, “Si te caes 7 veces, levántate ocho.” El que pierde es el que deja de intentar.

Artículos Relacionados