La gallina de los huevos de oro; es mejor conservar lo que se tiene


Esta fábula nos enseña que nunca uno debe dejarse llevar por la codicia y la ambición, destruyendo tontamente la fortuna que se pudiera tener en ese momento.

Ver artículo completo

La gallina de los huevos de oro es una de las aclamadas fábulas que se atribuye a Esopo y que el español, Félix María Samaniego escribió una versión. Es un aleccionador cuento infantil que relata la historia de un pobre aldeano, quien por su avaricia perdió todo lo que tenía.

Vivía en una aldea un pobre granjero que tenía la dicha que su gallina ponía un huevo de oro cada día.

Sin embargo, su curiosidad y ambición fue tan grande, que creía que en el interior de la gallina había una milagrosa maquina de hacer oro.

Lamentablemente, el granjero y su esposa para asegurarse que nunca les falte el valioso mineral , decidieron sacrificar a su gallina para tener entre sus manos dicha “maquina”.

Cual fue su sorpresa que al revisar las entrañas de la pobre gallina,  no encontraron nada diferente de sus otras gallinas. Y así, este par de pobres ingenuos que creyeron haberse vuelto ricos de una sola vez por todas, perdieron su único y seguro ingreso de cada bendito día.

Moraleja

Esta fábula nos enseña que nunca uno debe dejarse llevar por la codicia y la ambición, destruyendo tontamente la fortuna que se pudiera tener en ese momento.

Y es que la avaricia lleva a que uno en su afán de conseguir más riquezas, logre poner en peligro no solamente el trabajo sino también la libertad.

Así que nunca se debe destruir lo que buenamente se ha adquirido y que está proveyendo bienestar y riqueza.

Vía: elhuevodechocolate.com
Foto: quiquedacosta.blogspot.com

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion