La fábula del genio y el gerente

Si alguna vez has estado en una situación laboral incomoda, esta fábula te ayudara a entender y reflexionar sobre la mejor manera de responder ante estas situaciones.

Ver artículo completo

En toda empresa, el jefe ocupa una posición jerárquica que todos los empleados deben respetar. Una mala actitud, que denote descuido frente a él, puede traer graves consecuencias.

Un vendedor, un empleado administrativo y el gerente salieron de la oficina para almorzar cuando en la calle encuentran una antigua lámpara de aceite.

La frotan y un Genio aparece envuelto en una nube de humo.

– Generalmente otorgo tres deseos, así que les voy a dar uno a cada uno – dice el Genio.

– ¡A mi primero! ¡Yo primero! –grita entusiasmado el empleado administrativo. ¡Quiero irme de vacaciones en el Caribe!, e inmediatamente desapareció.

Sin salir de su asombro, el vendedor vocifera:

– Ahora a mi! … Quiero estar en Hawai, descansando en la playa con mi masajista personal, con una inagotable provisión de cerveza y con una top model. Y desaparece también.

– Bueno, ahora te toca a ti – le dice el Genio al Gerente.

– Quiero que esos dos vuelvan a trabajar después del almuerzo – dijo.

Moraleja

En el mundo laboral, hay jefes abiertos y comunicativos, los hay inalcanzables, intimidantes, próximos; en fin, hay de todo tipo por lo que se debe saber cómo lograr comportarse frente a él en diversas situaciones.

En el caso de ésta fábula, siempre hay que dejar que el jefe hable primero, pues es la persona que lleva la pauta en todo negocio. Es la mejor actitud profesional que todo empleado debe tener.

Vía: emprendedores.news.com

Fábulas que te pueden interesar:

Sobre Pedro O 28370 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados