La fábula de la cabra y el asno

AFP Habitat
PARA TI, LA MAYOR
RENTABILIDAD
Y MENOR COMISIÓN SOBRE EL SUELDO

cabraasno

Esopo nos trae entre sus fábulas esta de “La cabra y el asno”, una reflexión para aquellos que se dedican a ocasionar incomodidades y problemas a otras personas.

Cuenta Esopo en el relato que una cabra y un asno comían en el mismo establo. La cabra empezó a tenerle envidia al asno pues creía que este se alimentaba mucho mejor. Un buen día, se acercó a él y le dijo: “Entre la noria y la carga tu vida sí que es un tormento constante. ¿Por qué no finges un ataque y te dejas caer en un foso para que te den unas vacaciones?”.

El asno sin dudar tomó el consejo y al dejarse caer en un foso se lastimó todo el cuerpo. El amo al verlo así llamó al veterinario y le rogó le diese un remedio para que se cure. El curandero prescribió: “Infusión con el pulmón de una cabra para devolverle el vigor perdido”.

El amo mandó a degollar a la cabra para poder curar al asno.

Lee también: Una fábula para emprendedores: El lobo y el perro

Moraleja

Cuidado con lo que planeas y haces respecto a otras personas pues al final puede que tu seas el más afectado.

Te puede interesar: Fábulas de negocio: Un camellito sabio

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion