Cuatro tipos de amistad, según Buda

Según Buda existen en este mundo 4 tipos de amistades puras y verdaderas. Si llegas a encontrar a este tipo de amigos, aprende a cultivar estas relaciones pues serán de gran apoyo para tí. Ojo, el equilibrio es: dar y recibir. Conozcamos las características de estos amigos: 1. El ayudante

Ver artículo completo

Según Buda existen en este mundo 4 tipos de amistades puras y verdaderas. Si llegas a encontrar a este tipo de amigos, aprende a cultivar estas relaciones pues serán de gran apoyo para tí. Ojo, el equilibrio es: dar y recibir. Conozcamos las características de estos amigos:

1. El ayudante

Es el amigo que está siempre disponible para tí, para protegerte cuando estás vulnerable y sensible. Su apoyo es muy valioso y será tu sostén en tiempos malos. Siempre que lo necesites, él estará a tu lado.

2. El perdurable

A este tipo de amigo podrás contarle toda tu vida, tus secretos, tus deseos y él te los guardará por siempre. Es de aquellos que no te abandonan incluso en los momentos malos que pases y sacrificará su tiempo, su dinero y lo que tiene por tí, si es necesario hacerlo.

3. El mentor

El amigo mentor es aquel como tu conciencia. Nunca permitirá que hagas alguna acción mala en contra de alguien. Censurará tus actos impuros y más bien, te guiará a hacer siempre cosas buenas. En momentos en que andes “perdido” y necesites un consejo, él estará allí para dártelo y te guiará por el buen camino.

4. El empático

Este tipo de amigo disfruta de tus alegrías y llora contigo en tus momentos tristes. Nunca permitirá que otras personas hablen mal de tí y destacará todo lo bueno que tienes.

Reflexión

Si posees este tipo de amistades, valóralas y consérvalas. Mira a tu alrededor y ve cómo son tus “amigos”. Si no calzan entre estas 4 descripciones, son amistades tóxicas que al final te llevarán por el mal camino y contaminarán tu vida. Aléjalas. Los malos amigos pueden hacerte perder el trabajo, perder en los negocios, causar pleitos con tu familia, etc. No dejes que eso te suceda. Ten cuidado a quien le abres tu corazón. En estos tiempos tan difíciles por los que pasa el mundo, hay que tener cuidado en quién confiamos. Dejemos la superficialidad y busquemos la espiritualidad.

Vía: abcoach.es

Artículos Relacionados