Gandhi y el profesor


En la época en que Gandhi estaba estudiando la carrera de Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le causaba muchos problemas.

Sin embargo, el joven alumno Gandhi nunca bajó la cabeza en ninguno de sus encuentros.

Cuenta la historia que un día el profesor Peters se encontraba almorzando•••

Ver artículo completo

En la época en que Gandhi estaba estudiando la carrera de Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le causaba muchos problemas. Sin embargo, el joven alumno Gandhi nunca bajó la cabeza en ninguno de sus encuentros.

Cuenta la historia que un día el profesor Peters se encontraba almorzando en el comedor universitario. Gandhi quien se aproximaba con su bandeja, se sentó al lado del profesor quien le dijo:

“Joven Gandhi, usted no entiende. Un puerco y un pájaro no se sientan nunca a comer juntos”.

A lo que Gandhi le contestó: “No se preocupe profesor, usted tranquilo, yo me voy volando”.

Con esta respuesta que le dio rabia al Señor Peters, decidió vengarse en el siguiente examen de Gandhi. Pero para mala suerte de Peters, su alumno respondió todo perfectamente con una mente brillante. Entonces, le hace la siguiente interpelación:

“Gandhi, imagine que Ud. se encuentra caminando por la calle y de repente ve una bolsa en la acera y dentro de ella halla la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de las dos cosas se llevaría?”

Gandhi sin titubear le dijo: “¡Pues claro que el dinero, profesor!”

El profesor sonriendo le dice: “Yo en su lugar hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?” 

A lo que Gandhi responde: “Cada uno toma lo que no tiene, profesor.”

Peters, histérico, escribe en la hoja del examen: “Idiota” y se la devuelve al joven estudiante. Gandhi toma el papel y se sienta… Luego de unos minutos, vuelve a dirigirse al profesor y le dice: “Profesor Peters, Ud. me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota”.

 

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion