Fábulas para emprendedores: El Gato de Cheshire


¿Sabes dónde quieres ir? ¿Cuales son tus metas profesionales o de negocios? ¿Lo qué estás haciendo hoy te acerca a dónde quieres estar mañana?  El Gato de Cheshire es un personaje de la novela "Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas" de Lewis Carroll.

La primera vez que Alicia se encuentra con el minino es en la cocina de la casa de la Duquesa.

Más tarde aparece fuera del lugar, sobre la rama de un árbol, en la que aparece y desaparece a voluntad mientras mantiene la conversación con Alicia, cosa que a ella le molesta.

El•••

Ver artículo completo

¿Sabes dónde quieres ir? ¿Cuales son tus metas profesionales o de negocios? ¿Lo qué estás haciendo hoy te acerca a dónde quieres estar mañana? 

El Gato de Cheshire es un personaje de la novela “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll. La primera vez que Alicia se encuentra con el minino es en la cocina de la casa de la Duquesa.

Más tarde aparece fuera del lugar, sobre la rama de un árbol, en la que aparece y desaparece a voluntad mientras mantiene la conversación con Alicia, cosa que a ella le molesta. El gato a veces plantea cuestiones filosóficas que molestan o confunden a Alicia.

Precisamente, este es un pasaje de una conversación que mantiene la desorientada Alicia con el Gato de Cheshire que, a fin de cuentas, nos enseña la importancia de tener una meta establecida para asegurar el camino para llegar a cumplir los objetivos.

Hallándose Alicia perdida se encontró con el gato de Cheshire.

– Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?

– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – contestó el gato.

– No me importa mucho el sitio …- dijo Alicia.

– Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el gato.

– … siempre que llegue a alguna parte – añadió Alicia como explicación.

– ¿Oh, siempre llegarás a alguna parte – aseguró el gato -, si caminas lo suficiente.

Te puede interesar: Fábula para emprendedores: los dos halcones del Rey

Moraleja

Todos deben tener una misión, un objetivo por el cual merezca la pena levantarse cada mañana. Pudiera ser un objetivo personal, puede ser profesional, puede ser de emprendimiento …. Lo importante es que hay que tenerlo.

Y es importante tenerlo bien definido y si es por escrito mejor. ¿Sabías que el ser humano tiene más de 60.000 pensamientos al día? Casi tantos como segundos. Así que escribir nuestro objetivo, es decir a nuestro cerebro cual, entre todos los pensamientos del día, es el importante. Es ayudar a poner foco y energías sobre éste.

Además, el objetivo debe de estar alineado con tus valores, pues una forma que ayudará a no entrar en conflicto con el YO INTERIOR cada vez que se tenga que tomar decisiones.

Sabido esto, entonces, cada vez que nos encontremos con un Gato de Cheshire, solo se tendrá que recordar el objetivo, consultar con el corazón (pues es allí donde residen los más profundos valores) y decidir por sí mismo que camino se quiere seguir. Porque como dijo el Gato de Cheshire: si se camina lo suficiente siempre se llegará alguna parte, pero… ¿a dónde quieres llegar? ….Tiene sentido ¿verdad?

Vía: coaching-para-emprendedores.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32461 Artículos
Editor en Pymex desde 2014