Crea tu propio escritorio jurídico

Los abogados por lo general, emprenden creando su propio escritorio jurídico, aunque muchos busquen trabajar con otras personas, de igual modo, en algún momento deciden probar suerte solos o con un colega, son esos pasos que los llevan al emprendimiento.

Ver artículo completo

Acabas de graduarte de abogado y estás pensando en crear tu propio bufete, sueñas con tener tu negocio en el área en que más destacas, para ello es necesario conocer ciertos detalles, así el inicio no será tan duro y podrás surgir y competir en el mercado como todo un veterano.

Busca un socio

Comenzar solo en el negocio e iniciarte así en el mercado puede no ser lo ideal, en primer lugar necesitas de muchos fondos, es por ello que te recomendamos que busques un socio, una persona que le interese tanto como a ti el derecho y este también interesado en crecer con su nombre dentro de los juzgados.

Asesórate

Es como crear cualquier empresa, necesitas saber los principios básicos sobre ello, la competencia con la que te encontrarás en el mercado y evaluarlo, de igual modo, es pertinente asesorarse con abogados y contadores, para tener toda la información necesaria sobre el tema y que de esta manera, desde el principio tu escritorio jurídico sea estable.

Busca clientes

Tienes al alcance, los medios de comunicación tradicionales, y los digitales, depende de ti si le sacas provecho, normalmente en este ámbito lo que más importa y lo que los clientes requieren es credibilidad, que la persona que la atienda de verdad sea un profesional, asegúrate de tratar a tus clientes y de brindarles todos tus conocimientos, así lograrás que salga satisfecho y pueda hacerte publicidad.

Con el tiempo, lograrás conseguir un espacio en el mercado jurídico, serás conocido y tú bufete quizá uno de los mejores, pero debes trabajar por ello, recuerda que un abogado va de la mano de la moral y la ética, lo contrario a ello es infame, es así que siempre busca la justicia por el camino correcto, no te crees fama por romper la ley, al contrario, que te conozcan como un abogado respetable e imperturbable en sus ideales.

Artículos Relacionados