¿Cómo son las vacaciones de alguien exitoso?

El emprendedor no cuenta los días para sus vacaciones, ya que este al fin y al cabo no necesita de esas vacaciones. Ellos prefieren esperar la oportunidad indicada.

Ver artículo completo

Las vacaciones son los momentos perfectos para desconectarse de la rutina diaria. Pero no para los emprendedores. No es que ellos no sepan disfrutar de las vacaciones, sino que lo hacen de una manera completamente diferente.

Mientras que para el común de los mortales, las vacaciones significan alejarse completamente de la esfera del trabajo, para un emprendedor, las vacaciones representan la oportunidad de descubrir nuevas experiencias que lo ayuden a ser cada día una persona más exitosa.

  • Las vacaciones de un empleado común

El empleado lleva siempre a la mano un calendario en miniatura para ir contando cuántos días le faltan para esas vacaciones soñadas. Si tuviera la oportunidad de tomarse 2 ó hasta 3 meses de vacaciones, lo haría. Sin embargo, tiene que seguir atado al trabajo porque sino, no tendría cómo solventar esas costosas vacaciones.

Lo único que desea en el mundo es irse a la isla más lejana del mundo y permanecer incomunicado para olvidarse del trabajo por completo.

  • Las vacaciones de un emprendedor exitoso

El emprendedor no cuenta los días para sus vacaciones, ya que este al fin y al cabo no necesita de esas vacaciones. Cuando surja la oportunidad indicada, él se tomara esas vacaciones merecidas. Puede que este año no sea el indicado, pero tal vez el siguiente año, un amigo o su pareja le recomienden un lugar hermoso para visitar.

Puede tomarse 15 días, un mes entero o, quién sabe, una estación entera fuera del trabajo. Ojo, digo “fuera del trabajo”, no “desconectado” del trabajo.

He ahí una gran diferencia. Mientras que el empleado, en lo que menos quiere pensar es en el trabajo, para el emprendedor resulta un placer pensar en él incluso durante sus vacaciones.

Para algunos, sujetos como éstos pueden parecer unos obsesionados totales, pero no hay obsesión tal en la mente del emprendedor, es cuestión de amor por lo que hace. En realidad, él siente que vive en unas vacaciones perpetuas, incluso durante las temporadas altas en su empresa.

  • La más bella forma de disfrutar las vacaciones

He aquí una tremenda lección que nos dejan los emprendedores acerca de las vacaciones. Para que se conviertan en un recuerdo para toda la vida, tienen que estar rodeadas de incertidumbre. Nada de destinos recurrentes año tras año. Y mucho menos de las “recomendaciones” de las compañías de viajes.

El emprendedor es un arriesgado nato. Va al encuentro de aventuras, incluso, en países cuya lengua desconoce, no suele quedarse las 24 horas en la suite de lujo de un hotel costosísimo. En cambio, sale en busca de aventuras novedosas para él, se alimenta de ese entorno para luego volcar dichas experiencias en su negocio.

Por ello, de ahora en adelante, no veas las vacaciones como una forma de escape, obsérvalas, en cambio, como una forma de aprendizaje que no cualquiera puede darse hoy en día.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI