¿Necesitamos un don para ser escritores?


Si quieres expresarte y que los demás tengan el placer de leerlo, hazlo. No pienses si necesitas un don para ser escritor, lo que sale del alma es el don más grande que tendrás. ¡Recuerdalo! Así que manos a la obra.

La literatura corresponde a un arte maravilloso. Todos los que deciden involucrarse en el mundo donde las ideas salen a la luz y las historias se escriben, son personas que le regalan al mundo un escape de la realidad. Por otra parte, muchos pensamos que incursionar en tal mundo no es para todos, y que se necesita de un don.

Está claro que no todos contamos con tal chispa y talento para utilizar las palabras a nuestro favor, pero al ser una forma de expresarse de cierta manera todos la usamos. Tanto ustedes como nosotros vamos a descubrir de qué va el tema.

¿Es innato de las personas?

A unas personas se les hace más sencillo plasmar por escrito todo lo que sienten, y a medida que realizan esta práctica, van dándole forma y van creando una historia. Muchas personas nacen con ello, tienen ese don artístico y lo desarrollan en este ámbito.

¿Puede aprenderse?

Consideramos que, mientras todos dejen volar su mente y que esta vaya creando mil y una historias, todos podríamos escribir fabulosas historias. No es solo de aprendizaje, comprende también creatividad e inspiración. La escritura puede servirnos como ese desahogo perfecto para liberar nuestra carga.

¿Y si lo hago mal?

En primer lugar, eres un aprendiz y los errores son válidos. Los grandes de la literatura no lo hicieron bien a la primera, ten calma y paciencia, para dedicarte de lleno a la escritura necesitas constancia y disciplina. ¿Por qué disciplina? Leer, investigar, conocer nuevas palabras. Esa es la clave.

El truco está en que tu vocabulario sea amplio, que encuentres la palabra perfecta para encajar cada oración de tu historia. Inspírate y verás que puedes ser un grande en la literatura, que el don perfectamente podrías crearlo tú.

Lo más interesante de todo esto, es que la escritura para los grandes es hasta una terapia, si tú lo tomas como algo más allá de trabajo y presión, las cosas fluirán mejor.