La regla del minuto, el método japonés para combatir la pereza


Cuando se quiere terminar grandes proyectos, lograr metas importantes o hacer cambios significativos a nuestros hábitos, solemos soñar con metas grandiosas, como empezar a ir al gimnasio cinco días a la semana o estudiar un nuevo idioma todos los días.

Aunque asumir una mentalidad de cambio es positivo, enfrentar todas nuestras metas como si fueran un enorme cambio a nuestra vida puede resultar contraproducente, porque cualquier pequeña falla o desajuste terminará desmotivándonos.

¿Por qué ocurre eso? Porque la carga es demasiado grande, porque nos sentimos cansados y aún no estamos acostumbrados a esos cambios de hábitos.

Método Kaizen, o regla del minuto

Es en ese punto donde conviene hablar y pensar en la filosofía Kaizen (cambio beneficioso o mejora en japonés), que es un término que significa “mejoramiento continuo”.

En su uso común, es conocida como una estrategia de calidad en las empresas, y es una filosofía que se asocia a la manera de trabajar de ciertos sistemas de producción industrial, tanto orientales como occidentales.

El origen de la filosofía proviene de la cultura japonesa, donde se encuentra enraizado el concepto de que cada día debe contener en sí la posibilidad de una mejora.

La esencia de este método está en que la persona ejecute determinada tarea cada día a la misma hora durante un minuto. La verdad es que 60 segundos es muy poco tiempo y eso no significa que cualquiera puede hacerlo y que la pereza no se interponga en su camino.

Por lo tanto, esas mismas tareas que no se quería hacer durante una hora y para las cuales normalmente se encuentra alguna excusa ahora podrán ser fácilmente ejecutadas durante 60 cortos segundos.

Saltar la cuerda, hacer flexiones de pecho, ejercitar un poco los músculos de los ojos, hacer algo de yoga, leer un libro en otro idioma, ¿no es nada dificil verdad?

Y es que al saber que sólo se ejecutará esa tarea durante un minuto debe ser motivo de alegría y satisfacción. Y es precisamente dando pequeños pasos es que se puede alcanzar resultados que seguramente ni uno se imaginaba.

Puede ser que para los occidentales este método japonés parezca que no tiene efectividad porque siempre nos han enseñado que para obtener buenos resultados hay que tener una cantidad enorme de esfuerzo.

Pero también es cierto que proyectos maratónicos exigen gran cantidad de energía y esfuerzo que pueden acabar por hacer que la persona se derrumbe y no obtener resultado alguno.

Así que el método Kaizen es útil para todos y puede ser adaptado a cualquier esfera de la vida. Los japoneses, por ejemplo, usan la estrategia del crecimiento gradual y constante para mejorar la gestión de procesos.

Por eso  que si has tenido dificultades en generar cambios reales en tu vida, es posible que debas probar con cambios pequeños, llevados a cabo de manera continua

Ahora solamente queda saber si usarás el método Kaizen. Debes recordar que hasta el camino más largo comienza con un sólo paso, y no tiene nada de malo en que sea corto. ¿Verdad?

Vía: Hipertextual

Articulos Relacionados


Sobre Pedro O 32226 Artículos
Editor en Pymex desde 2014