La bailarina que logró sus sueños a pesar de las adversidades


Una conmovedora historia que te enseñará la importancia de nunca rendirse.

Ver artículo completo

Una conmovedora historia que te enseñará la importancia de nunca rendirse.

bailarina

Martina Giammarini, nacida en Italia, tiene 24 años y tiene una condición que no le prohíbe disfrutar de su gran pasión: la danza.

Y es que Martina es sorda de nacimiento aunque ella nunca vio esto como un problema. La fuerza que le dio la danza la animó a mostrar su talento en el programa de televisión “Italia´s Got Talent 2015″ donde se dio a conocer al mundo.

Martina baila desde los cuatro años, cuando un médico le aconsejó que se acercara a la danza porque la música le ayudaría a sentir mejor las cosas. Para ella, la música y el baile la ayudaron a superar todos sus problemas.

Entonces, para ella, bailar no es ningún impedimento porque las vibraciones, ruidos y tonos claros marcan sus movimientos que le permiten bailar. “Para mí la música está compuesta de vibraciones y sonidos básicamente. Es un poco como seguir los latidos de mi corazón. Siempre ha sido un desafío para mí tratar de entender la música y trasladarla a la danza”, señala.

Te puede interesar: 6 libros gratis de autoayuda y superación personal

Martina-Giammarini

Baile contra la adversidad

Lo cierto es que Martina consiguió emocionar al público de este programa de talentos con su actuación. Como lo recuerda Martina, al programa asistió de casualidad, pues conocía a un persona que trabajaba allí y él fue quien le propuso participar. Entonces, envió un video sólo para ver qué sucedía, y allí comenzó esta experiencia fantástica.

Los jueces del programa sintieron asombro y admiración al verla bailar en el escenario. Fue una sensación única. En el escenario la tensión desapareció y dio paso a su deseo de bailar y contar su historia al mundo.

Su talento le permitió pasar la primera ronda de selección y lograr llegar a la etapa final en Milán. Y a pesar de no haber ganado, Martina dice que las limitaciones físicas no deben detener nuestras pasiones.

Mis planes a futuro no han cambiado. Quiero seguir haciendo lo que hago, ese es mi trabajo y mi pasión. Me encanta vivir el día a día. La belleza de la vida es un regalo demasiado bueno para desperdiciarlo en lágrimas y autocompasión”, señala finalmente.

Vía: Genial Guru
Foto: italiasgottalent.it

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32349 Artículos
Editor en Pymex desde 2014