Este es el polvo amarillo que tiene propiedades milagrosas para tu salud

Es conocido como "el oro en polvo"; uno de los asombrosos alimentos medicinales quizás poco conocidos y que incorporarla en nuestros platos es muy sencillo.

La cúrcuma, también conocida como "azafrán indio" es un saludable ingrediente para la alimentación que tiene aspecto similar a la raíz del jengibre cuando se compra en fresco, o en frascos con cúrcuma en polvo que es la presentación más habitual.

Lo cierto es que esta planta de tipo herbácea, de hojas perennes y que tiene un pequeño tamaño, ya que apenas alcanza una altura de poco más de un metro, y que se usa…

Ver artículo completo

Es conocido como “el oro en polvo”; uno de los asombrosos alimentos medicinales quizás poco conocidos y que incorporarla en nuestros platos es muy sencillo.

La cúrcuma, también conocida como “azafrán indio” es un saludable ingrediente para la alimentación que tiene aspecto similar a la raíz del jengibre cuando se compra en fresco, o en frascos con cúrcuma en polvo que es la presentación más habitual.

Lo cierto es que esta planta de tipo herbácea, de hojas perennes y que tiene un pequeño tamaño, ya que apenas alcanza una altura de poco más de un metro, y que se usa en la cocina oriental para platos de arroz, sustituyendo al azafrán, con un color amarillo y sabor diferente pero que va muy bien en arroces de carne, pollo, y similares.

Y con una increíble variedad de beneficios para la salud que ofrece, no es de extrañar que haya sido adoptado rápidamente por los consumidores conscientes de la salud en todo el mundo. No en vano es una de las especias saludables, que se conocen desde la antigüedad, y cuya ingesta ayuda a combatir los tumores, tiene propiedades antioxidantes y es un reconocido antiinflamatorio. Incluso se considera que puede ayudar a combatir la enfermedad del Alzheimer.

Ayuda en la digestión

Una investigación del 2015, revela que la cúrcuma y el jengibre ayudan a curar la úlcera del estómago que se desarrolla como resultado de un desequilibrio entre los líquidos digestivos en el estómago y el duodeno y de una bacteria Helicobacter pylori que causa dolor en el revestimiento del estómago. Según la investigación, la cúrcuma “inhibió la úlcera en un 84,7%”, agregando que “las lesiones inducidas por etanol como necrosis, erosión y hemorragia de la pared del estómago se redujeron significativamente después de la administración oral de aceites esenciales”.

Ayuda en el tratamiento de la depresión

Un estudio publicado en el Journal of Affective Disorders demostró que la cúrcuma tiene el potencial para tratar el trastorno depresivo mayor y sería un potente efecto antidepresivo – El estudio sugiere que las propiedades antioxidantes y anti inflamatorias de la cúrcuma podrían ser usadas como herramienta terapéutica en el tratamiento de la depresión en vez de enfocarse exclusivamente en atacar un desequilibrio químico del cerebro.

Contra la arterioesclerosis

La cúrcuma posee curcúmina, sustancia que impediría la acumulación de colesterol en las arterias, evitando que se vuelvan estrechas y rígidas, por lo que reduciría el riesgo de arteriosclerosis y otros problemas como ataque cerebra. La cúrcuma también puede ayudar en la prevención de enfermedades cardíacas ayudando a prevenir la formación de placas en las arterias.

Cúrcuma regula los niveles de lípidos

Otro estudio de 1992 7 muestra que también la curcúmina, tomada diariamente, puede ayudar a regular los niveles de lípidos en los seres humanos mediante el aumento de colesterol “bueno” y la disminución de colesterol “malo”. A saber, “se notó una disminución significativa en el nivel de peróxidos lipídicos en suero (33%), un aumento en el colesterol HDL (29%) y una disminución en el colesterol sérico total (11,63%)” después de que voluntarios sanos tomaban 500 mg de curcumina Por día durante 7 días.

Te puede interesar: 10 especias que curan el cáncer

Mantiene el cerebro saludable

A medida que se envejece, el cerebro podría no funcionar tan rápida y eficientemente como debería. Agregar polvo de cúrcuma a la dieta podría mejorar la función cerebral y proteger del declive cerebral relacionado con la edad. y prevenir de algún modo, la enfermedad de Alzheimer ya que podrían ayudar a prevenir la inflamación y la formación de placas.

Antiinflamatorio natural

En la India, los curanderos han utilizado la cúrcuma desde hace miles de años para tratar y prevenir enfermedades inflamatorias como la artritis. Un estudio publicado en Journal of Alternative and Complementary Medicine encontró que la cúrcuma funciona tan bien como el ibuprofeno para reducir el dolor de rodillas en pacientes con artritis y sin efectos secundarios.

Nutrientes principales de la cúrcuma

  • Tamaño de la porción: 1 cucharada (7 gramos)
  • Calorías 24
  • Calorías de la grasa 6
  • Grasa Total 1 g 1%
  • Grasa saturada 0 g 1%
  • Colesterol 0 mg 0%
  • Sodio 3 mg 0%
  • Carbohidratos totales 4 g 4%
  • Fibra dietética 1 g 6%
  • Vitamina C 3%

¿Cúrcuma en polvo o seca?

Hay dos formas en que se puede encontrar y utilizar la cúrcuma, por lo tanto, hay algunas sugerencias sobre cómo elegir la correcta para las necesidades alimenticias..

La cúrcuma fresca es la de raíz que se asemeja al jengibre. Un estudio del 2015 ha demostrado que la cúrcuma fresca tiene más biodisponibilidad, lo que significa que el cuerpo usará sus compuestos más efectivos más fácilmente. La cúrcuma fresca se puede utilizar para hacer té; se puede rallarlo en sopas, ensaladas o verduras antes de tostar y hasta se  mezclar en batidos y en jugos.

Por otra parte la cúrcuma seca se hace pelando, secando y convertirla en un polvo, cuyo color característico es amarillento, parecido a la mostza. A pesar que algunos de los ingredientes saludables se pierden durante el proceso, varios estudios muestran que la ebullición y la calefacción en realidad aumentan los niveles de curcumina y mejoran las propiedades antioxidantes del compuesto.

Vía:liehack.org

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados