10 consejos para ser más productivo en tu rutina diaria


Cuando estés haciendo ejercicios concéntrate en lo que quieres lograr y ponle las ganas a ello. No te compares con otras personas, cada una va a su ritmo propio. Acompáñate de música.

Ver artículo completo

La rutina puede hacernos tan mecánicos, tan aburridos, que pensamos sólo en el “¿cuándo llegará el fin de semana?”.

La repetición de ciertas cosas en el lunes a viernes hace que dejemos de estar llenos de energía y por ende nuestra productividad se ve afectada de manera considerable.

Aunque sabemos que la rutina no siempre puede cambiar en cuanto a horarios o actividades, la página lifehacker nos brinda 10 formas de perfeccionarla realizando pequeños cambios para que nuestro cuerpo y mente no se agoten y logremos hacer todo de manera óptima.

1. Aprende cualquier cosa

Así es. Aprender cualquier cosa, desde dibujar, hacer malabares, idiomas, algún baile, etc., incentivan a que nuestro cerebro realice más conexiones internas que van a mejorar nuestra creatividad, motricidad, procesamiento visual y auditivo, habilidad verbal y más.

Por más insignificante que sea el aprendizaje, este será de gran ayuda para tus actividades de rutina.

2. Dormir bien no significa dormir más

¿Cuándo fue la última vez que realmente pensaste sobre tu rutina de sueño? El ritual de dormir, el lugar donde cumples tus horas de sueño, la hora a la que duermes, todo influye en cómo te sentirás al día siguiente.

El botón de snooze que tienen los celulares (que permiten postergar tu alarma 5 minutos más), es lo peor que puede haber para tu cerebro. Un buen descanso puede durar varias horas o una simple siesta pueden ayudarte a recuperar tus energías.

3. No a la procrastinación

Muchos de nosotros perdemos mucho tiempo procrastinando, haciendo trabajos que no nos tienen contentos y por lo tanto siendo poco eficientes. Trabaja mejor y no más. Planifica tu día haciendo una lista de tus pendientes y los tiempos que ellos implican.

Cúmplelos a cabalidad. Trata de evitar todo tipo de distracción, por lo menos en aquellas tareas que necesitan 100% de tu concentración. Recuerda que es preferible hacer estas durante la mañana cuando estás con mucha más energía y capacidad de enfoque.

4. Comunícate

¿Alguna vez has pensado que tienes problemas de comunicación, al dar tus opiniones, hacer una presentación o debatir con amigos sobre un tema? Si siempre dices las cosas que realmente crees y sabes, no tendrás dudas.

Es obvio que tendrás que pensar bien antes de decir las cosas porque debes tener en cuenta las consecuencias que pueden ocasionar tus palabras. Aparentar ser alguien diferente o saber cosas sobre las cuales no tenemos ni idea puede ser demasiado agobiante y al final las energías que se exprimen son las tuyas. No tengas miedo de expresarte, sé tú mismo.

5. Ejercítate bien

Dicen que los ejercicios ayudan a liberar la dopamina que nos hará sentirnos mejor, pero no abuses. Inicia con una rutina fácil, puedes ver videos en YouTube de ejercicios de estiramiento o cardiovasculares que te generarán un bienestar inmediato.

También se recomienda el yoga o pilates como rutinas menos extremas de ejercicios. No cargues pesos en exceso. No te mates entrenando 2 o 3 horas al día. Calidad antes que cantidad.

Cuando estés haciendo ejercicios concéntrate en lo que quieres lograr y ponle las ganas a ello. No te compares con otras personas, cada una va a su ritmo propio. Acompáñate de música.

6. Compra por voluntad propia

Deja el consumismo agotador. No te dejes llevar por los spots publicitarios y los millones de mensajes que pueden llegar a través del internet y sus redes sociales. “Que la oferta X es solo hasta el día X” te causará más estrés y frustración si no llegas a alcanzarlo. Sólo compra aquello que realmente necesites. Lo demás podrá generarte problemas. Piensa bien antes de comprar y decide tú la compra, no dejes que tu cerebro asimile los mensajes que te obligan a adquirir cosas que no usas o no te sirven.

7. Sácale el jugo a tus videojuegos

Aunque los padres que ya son mayores (de otras generaciones) digan que los videojuegos solo son pérdida de tiempo, están ligeramente equivocados. Estos juegos nos ayudan no solo a entretenernos, sino también tienen beneficios y repercusiones psicológicas, físicas y terapéuticas.

Claro, dependiendo de qué juegos escojamos, podemos liberarnos de la ansiedad, adquirir nuevas habilidades y aprender a estar motivados. Según algunos estudios, los videojuegos nos ayudan a mejorar nuestra percepción sensorial y reaccionar con mayor velocidad a distintas situaciones.

8. Aliméntate mejor

La ciencia de los alimentos juega un rol importante en tu energía diaria y en tu búsqueda a perder peso. El saber usar las medidas correctas y entender que las temperaturas afectan los sabores será algo que considerar. Estructura tu comida del día imaginando una pirámide.

Considera la base como tu desayuno, y tu noche como la parte superior y angosta de la pirámide. Esto quiere decir que deberás tomar un buen desayuno con alto contenido de proteínas y en las siguientes meriendas consume vegetales, granos enteros, carne, leche, nueces y huevos. Los expertos dicen que hay que comer de manera frecuente.

Si eres de los que toman desayuno apenas se despiertan, almuerzan al mediodía y cenan como a las 7pm, estás haciendo mal. Entre esas comidas debes tomar snacks como frutas, yogurt, huevos sancochados, barras de proteínas, mantequilla de maní, queso, atún que tienen muchas proteínas.

9. Dile no al mal día

A veces tenemos esos días en que andamos caídos, con pocas energías y todo parece salirnos mal. Esto se debe al agotamiento y no a la mala suerte como algunos piensan. “Un mal día solo existe bajo la interpretación de nuestra realidad”.

Claro, mucho depende de nuestra percepción. Lo que tenemos que hacer en estos casos es reevaluar las situaciones y aprender de ellas. Ojo, el hecho que suceda un acontecimiento “malo” en el día no quiere decir que todo el día será malo. Mente positiva. Saca lo mejor de cada cosa que te sucede. Todo en esta vida es aprendizaje.

10. Crea mientras te duchas

¿Sabes por qué las mejores ideas salen de la ducha? Una ducha tibia libera dopamina de tu cuerpo, así como el ejercicio o la música. Te relaja y distrae de tal manera que se te pueden ocurrir  soluciones más creativas frente a problemas. Ahora lo que necesitarás es un buen cuaderno a prueba de agua para que no olvides nada.

¿Cuáles de estos consejos tomas en cuenta?

Vía: Lifehacker.com

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion