Logra que tus hijos duerman solos

Lograr que tu hijo duerma solo, es más sencillo de lo que piensas. Depende de tu constancia y perseverancia también. Un adelanto antes de que leas la nota, es que les ayudes a crear hábitos nuevos y diferentes.

Ver artículo completo

Primero, recuerda que tus hijos son por decirlo de una manera, moldeables, los primeros años. Necesitas ir preparándolos, ir enseñándoles. Pero también, acordarte de tus hábitos ¿Por qué? Bueno, podemos ser muy duros con este tema y eso nos traerá consecuencias que simplemente son innecesarias.

Enséñales su cuarto y haz una rutina

Ve mostrándoles su habitación, invitándolos a que jueguen y vayan creando su espacio allí. Hazlos independientes, que desarrollen de a poco esa soltura que necesitan. Sobreprotegerlos puede volverlos inseguros, en cambio, si tú les enseñas que ellos tienen su lugar en casa, donde pueden jugar, divertirse y dormir, ellos van añadiéndolo a su rutina.

Un error muy común, es que los niños orinen en la cama, ya cuando logras pasarlos a su habitación piensas que lograste todo, pero necesitas enseñarles una rutina, que vayan al baño antes de dormir o que si a medianoche necesitan ir, se levanten y vayan. El miedo puede cohibirlos y por tanto, hace que se orinen. Entonces tendrías otro problema que solucionar.

Déjales una lámpara prendida

Los primeros meses, es fundamental que duerman con una luz prendida, normalmente los niños prefieren dormir con sus padres por miedo a la oscuridad, y aunque los miedos se afrontan, no hagas que se frustren o duerman mal por tener todo apagado, todo se basa en la constancia, y eso lo aplican en conjunto, los niños con sus padres.

Que duerman en su cuarto

No cometas el error de que se duerman en tu cuarto, y luego pasarlos a su habitación, el hábitat o el lugar donde se despierten no será el mismo, y eso generará en ellos inseguridad, y temor. Esta forma de adecuarlos a su ambiente no les servirá de nada. Incluso los puede volver mucho más inseguros, y tú estás buscando todo lo contrario. 

Si has sido perseverante todo este tiempo, ayudar a que tu hijo duerma solo en su habitación y se adapte a ello será pan comido, necesitas ayudarle, es en esta etapa donde más necesita de ti. Los cuentos antes de dormir, las canciones, un abrazo, todo eso será imprescindible ¡Aplícalo!

Artículos Relacionados