Business Angels, ¿son tan buenos como los pintan?


Verisure Perú
40% descuento
EN TU ALARMA PARA CASA
HASTA EL 31 DE DICIEMBRE

Cuanho hablamos de los business angels, tendemos a pensar en ellos como la mano benefactora que viene en auxilio de los nuevos emprendedores para ayudarlos a iniciar sus negocios. Sin embargo, ¿qué tan cierta es esta percepción? Acá lo descubriremos.

Si estás pensando en iniciar un startup pero no tienes capital, es posible que ellos sean tu salvación. Después de todo, son mucho más arriesgados que los bancos y podrían ser quienes te dieran justo lo que necesitas. Estos son los Business Angels, pero, ¿son tan buenos como los pintan?

  • ¿Qué son los Business Angels?

Para dar inicio a este espacio, uno de los primeros detalles que tenemos que tener en cuenta es qué son los Business Angels. Básicamente, son un grupo de inversores privados que podrían financiar todo tipo de proyectos independientes.

Por lo general, estas personas suelen tener más visión que las instituciones financieras y apostar por las ideas innovadoras.

Gracias a ello, podrían darte la totalidad del capital que necesitas para comenzar con condiciones más flexibles y menos severas que las de los bancos.

  • ¿Por qué es bueno optar por los Business Angels?

Primeramente, hay que tener en cuenta que estas personas han llegado a la posición en la que están por un motivo. Por ello, se tratan de experimentados empresarios que podrían ayudar a aterrizar y desarrollar adecuadamente un proyecto.

Igualmente, debido al tiempo que tienen en el campo han creado una gran red de contactos que podría serte útil.

Por si fuera poco, suelen estar más comprometidos con el éxito del negocio ya que han invertido su propio capital. Con ello, los emprendedores cuentan con un apoyo más para seguir adelante.

  • ¿Son tan perfectos como dicen?

No. Debido a la misma experiencia que tienen, podrían volverse muy rígidos con sus decisiones y controladores con el proyecto.

Asimismo, los Business Angels esperan que el dinero que invirtieron muestre sus frutos, así que podrían llenar al emprendedor con exigencias muy altas.

Aparte de lo anterior, no es posible encontrar a un Business Angel con solo salir a la esquina. Por ello, llegar hasta estos para intentar que subsidien una idea puede ser mucho más complicado de lo que uno imagina.