Cómo detectar a tiempo si el futuro inquilino es una persona morosa

Toma en cuenta estos consejos antes de alquilar tu propiedad para minimizar el riesgo de enfrentar a un potencial inquilino moroso.

Ver artículo completo

Si los bancos examinan a sus clientes antes de concederles un crédito hipotecario, ¿por qué no deberían hacerlo los propietarios de viviendas para saber si el futuro inquilino es una persona deudora?

Y es que siempre surge la duda de quiénes serán los inquilinos cuando se decide a alquilar un inmueble. El riesgo existe y se expresa de varias formas, siendo el más recurrente cuando el arrendatario es una persona morosa o deudora; es decir, no paga.  Así que lo mejor es tomar todas las precauciones posibles para saber si el futuro inquilino es una persona morosa.

Vía pública

La primera opción es recurrir a un registro de los deudores en el país, perteneciente al Poder Judicial, denominado Registro de Deudores Judiciales Morosos (Redjum), un sitio web gratuito que permite buscar si alguna persona tiene sentencias por deudas con el Estado o privados, con sólo ingresar sus datos personales (Nombres y Apellidos).

Y a juicio de Carlos Chueca, gerente general de Inquilinos Morosos, la empresa que elaboró dicha base de datos, esta iniciativa no es suficiente. Y esto porque explica que cuando una persona es desalojada, puede ser por vencimiento de contrato, así que ahí no hay deuda, por lo tanto no figurará en el registro. Por eso que hace falta un registro especializado para el sector inmobiliario en el Perú.

Sector privado

La investigación de encontrar a posibles inquilinos morosos no solamente debe limitarse a evaluar la capacidad de pago del futuro arrendatario, sino también la de investigar su comportamiento social.

Por ello se recomienda averiguar si la persona se encuentra Infocorp a donde cualquier persona puede acceder, con el nombre del inquilino, convirtiéndose en el recurso más efectivo para obtener una información más confiable.

Otra alternativa es nombrar a un fiador o garante; es decir, la  una persona de confianza que tiene que certificar que el futuro inquilino no va a generar algún tipo de problema.

Otros recursos

En todo caso, los propietarios de inmuebles tienen en la garantía el seguro más fácil ante una eventual deuda. Y si bien es cierto no existe una ley que determine cuántos meses de adelanto se debe entregar, generalmente son tres meses de alquiler. Pero, según la naturaleza del alquiler, se puede pedir más meses de garantía de alquiler.

Otro recurso que puede ahorrar un verdadero dolor de cabeza al propietario es con la cláusula de allanamiento anticipado. Es decir, si el inquilino no paga el alquiler, lo normal es usar el dinero de la garantía. Pero si se agota y el arrendatario sigue sin pagar, es lógico que el dueño de la vivienda quiera desalojar a los inquilinos. Lamentablemente, aquí se inicia el juicio de desalojo.

La mejor recomendación es elaborar un modelo de contrato para evitar inquilinos morosos. En este caso, por ejemplo, incluir en el contrato una cláusula que permita que una vez vencido el plazo o que si no se paga y se termina el contrato anticipadamente, el propietario puede desalojarlo lo más rápido que la forma ordinaria.

Vía: gestion.pe

Sobre Pedro O 28414 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados