Cómo evitar que un inquilino moroso se quede con tu propiedad

AFP Habitat
PARA TI, LA MAYOR
RENTABILIDAD
Y MENOR COMISIÓN SOBRE EL SUELDO

Conoce ciertos detalles de la Ley 30201 creada contra este tipo de inquilinos.

Con la crisis y la falta de trabajo, la falta de pagos a alquileres de viviendas están a la orden del día. Pero, tampoco el propietario tiene por qué mantener a una persona de forma gratuita en una vivienda de su propiedad.

Por ejemplo, se calcula que existen alrededor de 300 mil inquilinos morosos en toda Lima, según el informe de la central privada de información de riesgo Inquilinos Morosos S.A.C. sin duda, una numerosa cantidad de inquilinos de este tipo que existe por la informalidad de los contratos entre dueños y sus inquilinos.

Para contrarrestar este situación estresante para los propietarios de viviendas, existe la ley 30201 contra los Inquilinos Morosos, vigente desde el 2014 el cual tiene por finalidad proteger las propiedades de las personas que deciden poner en alquiler.

Detalles de la Ley Anti Morosos

– La citada norma establece que todo contrato de alquiler incluya la Cláusula de Allanamiento a Futuro del Arrendatario, donde el inquilino o arrendatario se compromete a desocupar de inmediato el predio por dos razones:

  1. Por el término del contrato.
  2. Por la falta de pago durante dos meses y quince días.

– Y como desde noviembre del 2015 está vigente el reglamento de la Ley de Arrendamiento, también los inquilinos morosos serán desalojados del inmueble. Dicha norma lo establece para aquellos inquilinos que por dos meses consecutivos no han pagado su mensualidad o adeuden por 6 meses seguidos conceptos como la servicio de agua, luz, cuota de mantenimiento o el seguro por riesgo de pérdida.

– Si el inquilino demuestra ser mal pagador o no cumple con los pagos en las fechas previstas, la ley también contempla iniciar un juicio de desalojo antes del término del contrato.

– Otro detalle a saber es que el bien o inmueble queda protegido si los contratos de alquiler son legalizados por el notario o juez de paz. No funciona en contratos o acuerdos verbales.

– También la norma agiliza los procesos, donde ya un desalojo puede ordenarse en 15 días o máximo un año. Antes este tipo de procedimientos duraban hasta cuatro años.

A tomar en cuenta

Una recomendación es evaluar minuciosamente al posible inquilino. Para ello se debe ingresar a este enlace para realizar un filtro y saber si su nombre se encuentra en la base de datos de Inquilinos Morosos.

También buscarlos en centrales de riesgo y conocer datos básicos como estado civil, lugar de trabajo y bienes personales. Pedir un garante que asuma una posible deuda del inquilino y que asegurarse que el garante tenga propiedades a su nombre, es otra recomendación a seguir.

Finalmente, el propietario de la vivienda debe asesorarse de un abogado y nunca usar plantillas o formatos de contratos. La idea es que sea un contrato individual y que cuente con un mecanismo de cobranza.

Vía: andina.pe

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32247 Artículos
Editor en Pymex desde 2014