Productividad en la oficina: Mucho tiempo en el trabajo

En muchos casos se tiene la concepción de que el mejor empleado es aquél que se queda trabajando sobre tiempo o aquél que pasa más tiempo en la oficina luego de que sus compañeros ya han terminado su trabajo. Esto es un error de las grandes empresas hoy día y aquí te decimos porque.

Ver artículo completo

Productividad en la oficina: Mucho tiempo en el trabajo

Por lo general, ser reconocido como el empleado más dedicado y responsable de la empresa por quedarse en la oficina más de diez horas no es equivalente a tener un mejor desempeño en la jornada laboral. Cuando los superiores valoran a los empleados por el sobretiempo, impiden el desarrollo de hábitos productivos.

Por ello, al juzgar a los empleados por el sobretiempo que realizan en el trabajo impide que desarrollen hábitos productivos. Al concentrarse en las horas trabajadas en lugar de los resultados producidos, los profesionales evitan responder la pregunta más importante: ¿estoy usando mi tiempo de la manera mejor posible?. Como consecuencia, los trabajadores hacen un uso ineficiente de su tiempo. Las reuniones son un ejemplo perfecto. Muy pocos profesionales dirían que asistir a reuniones es la mejor manera de invertir su tiempo.

La mejor solución ante este caso, es que hay que comenzar por evaluar el uso que le damos al tiempo en la oficina, aún si esta reflexión no formara parte de la cultura de la organización. Eso implica diferenciar lo que es importante para uno mismo, la compañía y el jefe de aquello que no es relvente. Una vez que se ha realizado este riguroso ejercicio para establecer prioridades, hay que prepararse para decir “no” a aquello que no importa:

1. Rechaza las reuniones lo mejor que puedas. Puedes explicar la carga de trabajo pendiente bajo tu responsabilidad y pedir revisar las notas tomadas durante la reunión.

2. Borrar e-mails. No tengas temor de usar el botón suprimir cuando revisas tu bandeja de correos.

3. Medir esfuerzos. Si no puedes decirle “no” a un cierto pedido, reconoce que tal vez solo sea necesario un esfuerzo medio para terminar esa tarea. No pases horas poniéndole un esfuerzo superior a menos que sea realmente necesario.

Fuente: Gestión.pe

Sobre Pedro O 28467 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados