Pura Plata: Joyas mexicanas

Desde los once años Thania Ramírez, directora general de Pura Plata, aprendió el oficio de diseñar y hacer collares con las técnicas y materiales que su madre utilizaba como el cobre, latón y la alpaca.

Cuando Thania creció estudió contabilidad con la firme idea de poner un negocio donde pudiera vender joyas.

Fue así como hace ocho años la emprendedora comenzó Pura Plata, una pequeña empresa ubicada en la calle de Madero en el centro de la Ciudad de México.

“Comencé a trabajar con un joyero en el centro, ahí aprendí a perfeccionar mis técnicas y a utilizar materiales como…

Ver artículo completo

Desde los once años Thania Ramírez, directora general de Pura Plata, aprendió el oficio de diseñar y hacer collares con las técnicas y materiales que su madre utilizaba como el cobre, latón y la alpaca.

Cuando Thania creció estudió contabilidad con la firme idea de poner un negocio donde pudiera vender joyas. Fue así como hace ocho años la emprendedora comenzó Pura Plata, una pequeña empresa ubicada en la calle de Madero en el centro de la Ciudad de México.

“Comencé a trabajar con un joyero en el centro, ahí aprendí a perfeccionar mis técnicas y a utilizar materiales como el oro y la plata, teniendo siempre un gusto preferencial por la segunda. Pronto mis diseños gustaron, la gente los compraba y pude expandir el negocio”, recuerda Ramírez.

Actualmente, Thania exhibe sus diseños en varias tiendas dentro de algunos museos de la República Mexicana, donde clientes extranjeros y mexicanos pueden adquirir sus piezas.

“Mis productos están en las tiendas de museos como el de Santo Domingo en Oaxaca; el de Arte Moderno en Chapultepec; en el museo de Historia Mexicana en Monterrey; en el Palacio de Bellas Artes, el Museo de Economía, de San Ildefonso y en la galería de Arte Mexicano para el Mundo en el DF”, detalla la empresaria.

Vence la crisis
Durante 2009 la plata duplicó sus precios, Thania enfrentó un serió problema pues sus costos se aumentaron considerablemente, sin embargo halló la solución.

“Para hacerle frente a la crisis fusionamos materiales y regresé a lo que hace 20 años se hacía en la joyería, creé una línea en cobre que fuera más accesible al público, sin dejar de lado la calidad y el diseño”, confiesa la empresaria.

A la par Ramírez accedió a un crédito otorgado por la Secretaría de Economía (SE) de México que utilizó para capitalizar su empresa: compró maquinaria, moldes y materia prima.

Hoy en día Pura Plata crece a niveles del 30% anual y piensa abrirse mercado en Francia, Australia e Italia para este año.

Aprendizaje continuo
Compartir conocimientos, alegrías y vaivenes económicos con su equipo de trabajo ha hecho que la empresa sea más sólida y que sus integrantes formen una verdadera familia, comenta la directora general.

“La gente que está a mi lado son las personas que también han hecho crecer este negocio. Los maestros, artesanos y las vendedoras, han sido el equipo que durante ocho años han consolidado el negocio”, agradece Ramírez.

Sin duda la familia, los amigos y los compañeros de trabajo son indispensables para el desarrollo profesional de un empresario, pero también las instituciones de gobierno que ofrecen apoyos para su crecimiento contribuyen a su desarrollo y evolución.

Thania ha tomado cursos en ProMéxico, Nacional Financiera y en la Secretaría de Economía, para aprender a llevar al éxito a su pequeña empresa.

Contacto: 55 21 58 60
Correo: puraplata@yahoo.com.mx

Fuente: Elempresario.mx (texto y foto)

Articulos Relacionados