La historia de éxito de los Añaños

La historia del grupo Añaños Jeri es bastante conocida, pero esta vez vamos a enfocarla hacia sus estrategias de mercadeo, que los convirtieron de una pequeña empresa familiar.

Ver artículo completo

A una de las más grandes transnacionales del Perú. Nombres que hacen referencia al grupo: Grupo AJE, grupo Kola Real, Grupo Añaños Jeri, Grupo Añaños.

Hace poco tiempo, AJE emitió bonos, los cuales les llegaron a levantar US$300 millones de agentes extranjeros de Estados Unidos, Latinoamérica, Europa y Asia, a una tasa anual de 6,50%, con vencimiento al 2022.

La historia de la familia Añaños es una de las más impresionantes del país. Todo comenzó en Ayacucho (el departamento más afectado por la violencia terrorista en los ochentas). Al principio comercializaban gaseosas en botellas de cerveza, todo era muy artesanal; debido a los saqueos constantes a los camiones repartidores, Ayacucho quedaba aislado comercialmente. Es así como la familia junta sus ahorros para lograr un crédito por 30000 dólares, gracias a ellos compraron maquinarias y entraron a la selva y así, de a pocos comenzaron a conquistar el interior del país hasta que llegaron a Lima con su producto emblemático: Kola Real.

En la capital, deben enfrentarse con las grandes empresas de gaseosas como Inca Kola, la bebida estandarte del Perú. En medio de esta batalla, los Añaños toman la decisión de internacionalizar su marca, primero en México y luego en otros países de América, Asia y Europa, demostrando que cuando piensas en grande no tienes límites, en el 2010 se convirtió en el partner regional del Fútbol Club Barcelona (España).

Barcelona

En los noventas se basó en una estrategia de liderazgo en costos, en un tiempo cuando el poder adquisitivo del peruano promedio y del más pobre estaba por los suelos; sin embargo, ellos estuvieron dispuestos a pagar “un precio justo” por una buena gaseosa.

Hace un tiempo se originaron unas disputas familiares en el grupo, lo cual causó gran revuelo porque es así como grandes empresas se separan y terminan vendiéndose, como el caso de Wong. Pero, esta familia supo manejar la situación llegando al siguiente acuerdo:

“El mayor de los hermanos, Jorge Añaños, se queda con la marca Kola Real. También se le concede la exclusividad de las ventas de los productos de AJEPER en el Perú. Y por si esto fuera poco, ningún producto de AJEGROUP podrá entrar al mercado brasileño sin el consentimiento de Jorge. Aunque se especula que este entrará al mercado carioca con su marca insignia: Kola Real.

Arturo y Carlos Añaños se quedan con Ajegroup en Centro América y México, respectivamente. El jugoso mercado mexicano (el que más gaseosas consume en el mundo) quedará al mando, como ya mencionamos, de Carlos Añaños.

Ángel Añaños se quedaría a cargo del gigante mercado asiático (esto incluye a Tailandia y, próximamente, China). Mientras que Álvaro se quedaría con Venezuela y Ecuador. Vicky, por su lado, queda al mando de la fundación Eduardo y Mirtha Añaños”.

Esto establece un protocolo familiar que permite al grupo tomar decisiones sin interferir los unos con los otros.

La flota de distribución de la compañía fue formada por pequeños empresarios, de esta forma su inversión en los canales de distribución fue mucho menor de la que esperaban. De esta forma sortearon una barrera de entrada muy complicada, este ingenio estratégico hoy es motivo de estudio en diversas compañías y universidades tanto nacionales como internacionales.

Vía: LaRepública.pe

Sobre Pedro O 28429 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados