Identificar algunas claves para la diferencia entre franquicia y distribución

Para conocer un poco sobre una franquicia debemos tener en cuenta que es como un matrimonio.

Se trata de un compromiso a largo plazo con el franquiciante para que tanto tu inversión como su nombre tengan éxito y sea una situación para ganar.

Este enlace implica que ambas partes aceptan permanecer juntos, ayudarse mutuamente para resolver los problemas y salir adelante.

Por el contrario, un negocio de distribución es más como una relación pasajera en la que cada quien se maneja como desea sin tener que responderle al otro.

No hay exclusividad y se puede vender cualquier producto, incluso si…

Ver artículo completo

Para conocer un poco sobre una franquicia debemos tener en cuenta que es como un matrimonio. Se trata de un compromiso a largo plazo con el franquiciante para que tanto tu inversión como su nombre tengan éxito y sea una situación para ganar. Este enlace implica que ambas partes aceptan permanecer juntos, ayudarse mutuamente para resolver los problemas y salir adelante.

Por el contrario, un negocio de distribución es más como una relación pasajera en la que cada quien se maneja como desea sin tener que responderle al otro. No hay exclusividad y se puede vender cualquier producto, incluso si es de la competencia. El único lazo que los une es la compra periódica de material o un pedido mínimo.

Por ello, muchas personas se prguntan ¿cuál es mejor? Eso dependerá del tipo de emprendedor que seas. Evalúa si posees las cualidades necesarias para ser franquiciatario, por ejemplo, estar dispuesto a seguir las reglas y sacrificar cierta independencia y creatividad a cambio de sistemas establecidos que reduzcan el riesgo de tu emprendimiento.

Si por el contrario eres un generador de proyectos, tienes mucho ingenio, no te gustan los jefes ni las órdenes, tal vez te convenga más tener otro tipo de negocio –como distribución o venta por catálogo– que te dé la libertad de manejarte a tu manera.

Por ese motivo, es recomendable, que antes de invertir en un negocio, investigues a fondo a la empresa en la que estás interesado. Averigua qué es lo que vende, cómo y por qué medios, platica con los clientes y con los asociados, conoce los beneficios que obtendrás a cambio de tu inversión y qué tipo de apoyo te darán. Asegúrate de tomar una decisión inteligente y bien informada. Existen diversos esquemas de negocio que se pueden confundir con el de una franquicia:

– Distribución. Figura a través de la cual el distribuidor adquiere el derecho de comercializar los productos vendidos o producidos por un tercero, recibiendo un beneficio económico (comisión o descuento). El foco del negocio se concentra en la mercancía.

– Licencia. Figura por la que el licenciante (dueño de la licencia) otorga al licenciatario un derecho limitado para el uso y explotación comercial de una marca. Incluso se pueden producir otros bienes a partir de ese distintivo.

– Concesión. Acto jurídico reservado al gobierno para conceder el derecho de explotación y/o uso de un bien o recurso propiedad de la nación.

Fuente: Soyentrepreneur

Articulos Relacionados