Los principios ideales para comenzar un ecosistema innovador

1

En este caso, cabe destacar que los ecosistemas que se puedan formar no sólo se enfocan en los empleados, sino también en clientes y competencia. Lo ideal es que los implicados se motiven a participar en este modelo para que funcione.

Una vez establecidos los puntos anteriores, también hay que fijarse en los principios que son ideales para comenzar un ecosistema. 

– La dirección y el compromiso con la innovación. El hecho de pensar en cómo hacer algo se debe vincular con el hacerlo de esa manera, hasta llegar a las metas que se han impuesto.

– Aplicar filtros. No todas las personas poseen las mismas intenciones y puede ser alterado el ecosistema. Para que no ocurra, hay que establecer los objetivos y necesidades, siempre teniendo presente la evolución.

– La formación de los empleados. La dirección de un ecosistema debe ser ideal, sobre todo en el interior de una empresa, porque son quienes participan, tienen creatividad y responsabilidades. Cualquier error podría arruinar el ecosistema, por lo que la empresa debe capacitar a sus empleados constantemente.

– La comunicación es la clave en toda formación de grupos. Es esencial que todos sientan tener una participación en las conversaciones y estar enterados de lo que ocurre.

– Gestión del error. Son muchas las personas que pueden cometer equivocaciones, lo importante es saber sobrellevar el problema y salir adelantes. Es labor de las empresas que sus participantes aprendan de sus errores y sepan la mejor manera de remediarlos. 

– Igualdad. Si bien en todos los equipos existen líderes, todos deben participar en las acciones y decisiones. Por lo tanto, el apoyo y la libertad de acción son conceptos importantes en un ecosistema innovador.

Fuente: Soyentrepreneur


Artículos Relacionados