4 pilares para generar riqueza

Seguramente te han dicho que, para tener prosperidad financiera, debes ahorrar. Ahorrar dinero es sin duda importante, pero no es suficiente si quieres mejorar tu vida financiera.

Podrías pensar que el tener ingresos muy elevados te volverá rico muy pronto, sin embargo, eso no sucederá necesariamente; sobre todo si acostumbras a malgastar tu dinero y no destinas una parte de tu capital al ahorro.

El ahorro por sí solo, tampoco te volverá rico, si tus ingresos son bajos y si no tienes los instrumentos de inversión adecuados. Tampoco te volverás rico si “inviertes” todos tus ingresos en lujos.

Harv Eker, autor del libro “Secretos de una Mente Millonaria” afirma que existen 4 factores que determinan la riqueza de una persona: Ingresos, Ahorros, Inversiones y Simplificación.

Ninguno de los 4 factores por sí solo, te garantizará la acumulación de mucha riqueza. Es la combinación de los 4, la que te arrojará mejores resultados.

Pilar 1: Ganar dinero

Ganar dinero es una habilidad, habilidad que puedes y debes desarrollar. No importa si es por medio de un empleo o por tu propio negocio.

Los ingresos vienen en dos formas: ingresos por trabajo (activo) e ingreso pasivo; los ingresos por trabajo son aquellos que son ganados a partir del trabajo activo.

El ingreso pasivo es obtenido sin la necesidad de tu participación activa, y es obtenida normalmente a partir de sistemas de generación de ingresos.

Recuerda, es tu obligación en estos tiempos, desarrollar la habilidad de crear y aumentar tus ingresos pasivos, para que tu futuro financiero sea agradable.

Pilar 2: Ahorrar dinero

Los ahorros son también fundamentales para formar riqueza o un patrimonio importante. Y mientras más dinero ganes, más dinero puedes ahorrar.
En el libro “El hombre más Rico de Babilonia”, el autor recomienda que debemos ahorrar por lo menos un 10% de nuestros ingresos, independientemente de que tan altos o bajos sean.

Uno debería aprender a vivir con el restante 90% de lo que se recibe como ingresos y resguardar a toda costa nuestro 10%, que ayudará a formar nuestra riqueza.
Sin ahorro es imposible incrementar tu patrimonio; una vez que comiences a destinar una porción decente de tus ingresos, entonces podrás pensar en poner en práctica el siguiente pilar.

Pilar 3: Invertir

Cuando hablo de invertir, estoy hablando de hacer uso del dinero de tus ahorros para hacer más dinero.
Entre mejor inviertas, más rápido crecerá tu patrimonio. Puedes invertir tu negocio en la bolsa, en crear tu propio negocio, en tu desarrollo personal, en generar ingresos pasivos, etc.

Los ricos se toman el tiempo para aprender sobre inversiones; ellos normalmente son buenos haciendo inversiones o por lo menos contratando excelentes inversionistas para que lo hagan por ellos. La gente pobre piensa que las inversiones son solo para los ricos, así que nunca se ocupan de aprender sobre ello y por ello siempre se mantienen quebrados.

Pilar 4: Simplificación

La simplificación tiene que ver con los estilos de vida que elegimos, consciente o inconscientemente. Por ejemplo, una persona común, con un salario o ingresos modestos, probablemente tendrá un automóvil sencillo; tendrá además un par de comidas por semana en restaurantes no muy caros, y probablemente saldrá de vacaciones una vez por año.

Un secreto importante de las personas que se vuelven ricas, es que ellos eligen de forma consciente el nivel de vida que desean llevar y evitan por todos los medios, gastar sus ingresos completos.

Si su nivel de ingresos aumenta, el diferencial es utilizado para el ahorro, la inversión y la re-inversión.

El circulo de la riqueza es ganar dinero, luego ahorrar, para luego invertirlo y así ganar más dinero, para luego ahorrar, luego invertirlo y así ganar más dinero. Siempre teniendo en cuenta el estilo de vida que quieren llevar.

El uso combinado de los 4 pilares, es una excelente pauta para iniciar tu camino hacia la riqueza. Para lograr integrarlos a tu vida seguramente deberás ajustar algunos valores y creencias adquiridas, muchos hábitos y sobre todo requerirás de mucha disciplina, compromiso y entusiasmo.