Reparar o cambiar un electrodoméstico malogrado, ¿qué hacer?

8

electrodomesticos

Sin duda que los peruanos cada vez más compran electrodomésticos ante la “avalancha” de modelos y precios que inundan el mercado.

Pero si uno se encuentra el la situación de reparar un electrodoméstico descompuesto o comprar uno nuevo; más aún si la garantía, aquella que asegura el arreglo gratuito, ya venció. ¿Qué hacer?

Evidentemente, la decisión dependerá de la magnitud del daño del artefacto, el diagnóstico que den los especialistas, el presupuesto que esté dispuesto a invertir y el nivel de uso del equipo electrónico.

Arreglar o vender el electrodoméstico

Hay ocasiones en que las fallas pueden ser solucionadas por los mismos usuarios. La mayoría de ellas se relacionan con el software de los móviles y de los televisores y estas pueden ser resueltas de la mano de los mismos clientes.

Los técnicos aconsejan el ‘reseteo’ (reconfiguración) del equipo. Si no funciona, se puede emplear la aplicación Smart Tool para corregir el software o se puede llamar a la línea de atención al cliente para atender la falla del celular o el televisor de forma remota.

En tanto, si el problema está sujeto a un desperfecto físico, el panorama cambia, pues, además del costo de acudir al servicio técnico o del diagnóstico en el local, se debe considerar el costo del repuesto y el tiempo que tomará el servicio.

Costos

Veamnos ahora lo que se tiene que pagar para arreglar el electrodoméstico favorito de la casa. En el caso de la pantalla de televisor, reemplazarla puede costar entre el 80% y 90% del valor del equipo, como promedio.

Así, no es raro que hasta en los negocios del jirón Paruro, en el Centro de Lima, los técnicos miren con recelo estos casos y cobren entre S/.400 y más de S/.1.000 por la reparación total.

Ello está sujeto a variaciones de precio por la marca, el modelo y el año de fabricación. Estas últimas características son las que determinarán el costo de reparación de todos los productos.

Pero hay otros gastos que se pueden asumir en las reparaciones. Por ejemplo, si el daño es a la tarjeta que tienen los televisores, el costo promedio será de S/.300, previa evaluación. En tanto, si la pantalla de un celular se quebró o el sensor táctil ha perdido su capacidad, su mejora puede requerir unos S/.300 y S/.80, respectivamente.

El presupuesto podría elevarse para móviles Apple. Así, para cambiar la pantalla dañada de un iPhone 5S necesitará, en promedio, S/.699 (con repuesto original) o S/.599 (compatible). En tanto, sustituir la pantalla de una computadora portátil puede costarle desde S/.250.

Vender el artefacto malogrado

Si se decide dar de baja a su electrodoméstico o teléfono celular sin arreglarlo, hay un mercado callejero ávido por las piezas que aún sirven de estos elementos, que finalmente pueden ser usados como repuestos.

Y, por cierto, uno debe saber vender para obtener más dinero por el artefacto. Entonces, si opta por esta alternativa, se debe saber que los márgenes de ganancia no serán tan altos como se piensa.

Por un televisor –de última generación con una pantalla malograda– los negociantes del jirón Paruro dan unos S/.70 y el valor puede subir si la marca es Sony, LG o Samsung. Por equipos de sonido dañados, pueden ofrecer de S/.70 (modelos antiguos) a S/.200 (modernos). Si se llevan los parlantes, podrían aumentar S/.30 a la tasación. Para computadores portátiles en mal estado o antiguos, dan entre S/.50 y S/.150.

Vía: El Comercio
Foto: reparacianes.blogspot


Artículos Relacionados