Reconoce las señales que dejan los ladrones de casas o negocios

Ahora, los ladrones ya no esperan que los residentes abandonen sus viviendas.

Son capaces de entrar, a la fuerza, a cualquier lugar e, incluso, amenazando de muerte a todo aquel que se cruce por su camino.

 Según fuentes de la Sétima Región Policial, este tipo de robos se ha incrementado en Lima en un 30%, si se compara con la misma cantidad de delitos similares ocurridos el año pasado en el mismo período.

Lo cierto es que estos robos también afectan a empresas por lo que hay que tener en cuenta ciertos consejos para evitar los robos.

Código de señales para…

Ver artículo completo

robos

Ahora, los ladrones ya no esperan que los residentes abandonen sus viviendas. Son capaces de entrar, a la fuerza, a cualquier lugar e, incluso, amenazando de muerte a todo aquel que se cruce por su camino. Según fuentes de la Sétima Región Policial, este tipo de robos se ha incrementado en Lima en un 30%, si se compara con la misma cantidad de delitos similares ocurridos el año pasado en el mismo período. Lo cierto es que estos robos también afectan a empresas por lo que hay que tener en cuenta ciertos consejos para evitar los robos.

Código de señales para los robos

Y como reflexiona César Ortiz Anderson, director de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana (Aprosec), esto ocurre porque muchas de estas organizaciones criminales están integradas por peligrosos hampones procedentes de Venezuela y Colombia.

Estos extranjeros han elaborado un código de señales que colocan en la puerta de los domicilios con plumón, tiza, punzón, lapiceros o papeles adhesivos. Generalmente se trata de claves que únicamente ellos conocen.

Por lo pronto, la Municipalidad de Miraflores, con apoyo de sus comités vecinales de Seguridad Ciudadana, ha logrado identificar algunas de estas marcas donde sorprende, por ejemplo, el empleo de una especie de aureola, la que identifica a los hogares que dan buena acogida a los que hablan de Dios. También está la ‘X’ que ‘alerta’ sobre la ubicación de un predio cuyos ocupantes han salido de vacaciones.

La mencionada comuna ha repartido más de 50 mil cartillas advirtiendo de esta realidad a sus moradores. Pero, a veces, estos esfuerzos resultan vanos.

codigos

Incontenible avance

Según el representante de Aprosec, hasta el momento no existe una cifra real que muestre la gravedad del problema debido a que no existe un observatorio del crimen ante tanto robos por la falta de voluntad política.

Esta preocupante situación se ve reflejada en la Segunda Encuesta Metropolitana de Victimización realizada por la ONG Ciudad Nuestra. El estudio afirma que el 19.4% de limeños considera a los robos de sus viviendas o negocios como el segundo delito más común en la capital, solo superado por el robo al paso.

Principales modalidades

  • ‘Monra’ : Es la más común donde las puertas, las ventanas o los candados de seguridad, son violentadas con barras de metal, patas de cabra, ganzúas o cizallas. Si hay alguna persona dentro del predio, la amenazan con un arma.
  • ‘Topos’: Son los que ingresan a un local o vivienda vecina a su objetivo a través del hueco que hacen en la pared colindante.
  • ‘Al sueño’: Aquí los ladrones aprovechan las horas en que la familia está durmiendo para ingresar. Generalmente, esto se realiza entre las dos y las cuatro de la madrugada, horas en las que el sueño es más profundo.
  • ‘La Barbie’: Las organizaciones criminales se valen de lindas mujeres para distraer a los vigilantes de una urbanización o de un condominio.
  • ‘Culatazo’: Cuando los ladrones atan un extremo de una soga o cadena a la cerradura de una puerta y el otro a la parte posterior de un vehículo, al que ponen en marcha para abrirla.
  • ‘Llave maestra: Cuando emplean una llave para ingresar por alguna de las puertas sin forzar las cerraduras.

Consejos

  • Si se realiza una reunión en casa, no dejar las puertas abiertas.
  • Evitar los robos utilizando los bancos.
  • Tener a la mano los números de emergencia (Policía: 105, Bomberos: 106, Defensa Civil: 110, Cruz Roja: 115).
  • Organizarse con los vecinos de la cuadra para establecer un código o contraseña por si tratan de extorsionar, diciendo que tienen a un pariente secuestrado.
  • Desconfiar de los servicios de reparaciones –como los de luz, agua, teléfono o Internet, entre otros– si es que no se ha solicitado.
  • Reforzar los sistemas de seguridad de sus entradas con marcos, chapas, candados o trancas.
  • Revisar periódicamente el funcionamiento de las alarmas, las cámaras o los cercos eléctricos.
  • Nunca revelar datos de las actividades o viajes a terceros o a través de las redes sociales.
  • Tratar de organizarse con los vecinos para diseñar estrategias en caso de que ocurra un asalto en su urbanización o barrio.
  • Si uno es víctima de un asalto, no responder con violencia. Hay que recordar que los delincuentes y ladrones actúan bajo el efecto de las drogas y están armados.

Vía: peru21
Foto: trome.pe

Articulos Relacionados