Personas pueden pasar deudas en dólares a soles en menos de 15 días

¿Podría ser una forma de salir de las deudas de forma efectiva y rápida? Pensando en que muchas las personas tienen deudas en dólares pero perciben sus ingresos en la moneda local, el Banco Central de Reserva (BCR) ha dictado una serie de medidas para acelerar la desdolarización de los

Ver artículo completo

deudas

¿Podría ser una forma de salir de las deudas de forma efectiva y rápida?

Pensando en que muchas las personas tienen deudas en dólares pero perciben sus ingresos en la moneda local, el Banco Central de Reserva (BCR) ha dictado una serie de medidas para acelerar la desdolarización de los créditos y, en particular, para facilitar la conversión de los préstamos en dólares a créditos en soles.

De tal forma que a nivel de los préstamos personales el cambio de monedas es más directo y fácil de hacer. Los analistas estiman que el proceso de pasar a soles este tipo de créditos puede tardar entre cinco y 15 días.

Para pagar el saldo total del préstamo en dólares se puede sacar u n nuevo crédito en soles en el mismo banco, u optar por una compra de deuda con otra entidad bancada, detalló.

Ahorro

¿Qué deben tener en cuenta las personas que quieren cambiar la moneda en la que tomaron su préstamo?

En primer lugar, deben evaluar la conveniencia de hacer dicho canje, es decir, analizar si realmente les va a significar un ahorro para evitar deudas. Este traslado consiste en solicitar un nuevo crédito en soles para cancelar la deuda en dólares.

Así, las personas asumen la nueva obligación pero en moneda local. Y los bancos lo tienen disponible para los préstamos personales (incluyendo las tarjetas de créditos), vehiculares e hipotecarios.

Por ello, los clientes deben tomar en cuenta la tasa de interés que obtendrán por el nuevo préstamo frente a la tasa vigente que ya están pagando. Adicionalmente, deben considerar los gastos en los trámites que implica esta operación, puntualizó.

Trámites

Para las hipotecas, el cambio de moneda toma más tiempo, pues la entidad financiera aprovecha para evalúar nuevamente al deudor y verificar que mantiene la misma capacidad de pago y el mismo nivel de riesgo.

Vía: gestion

Artículos Relacionados