¿Cómo comprar una empresa?


La mayoría de los que se incursiona por primera vez en el mundo de los negocios prefiere crear su propia empresa desde cero.

Sin embargo, esta no tiene que ser la única opción para todos los emprendedores.

También pueden plantearse la alternativa de adquirir una empresa que ya esté funcionando•••

Ver artículo completo

La mayoría de los que se incursiona por primera vez en el mundo de los negocios prefiere crear su propia empresa desde cero. Sin embargo, esta no tiene que ser la única opción para todos los emprendedores. También pueden plantearse la alternativa de adquirir una empresa que ya esté funcionando en el mercado.

Comprar un negocio ya establecido es una forma interesante y atractiva para iniciarse en el campo de las finanzas. Además, si cuenta con los recursos necesarios, el emprendedor ayuda a que la empresa continúe perdurando en el tiempo. Pero antes de comprarla, debe tener en consideración una serie de aspectos clave.

Puntos a tomar en cuenta

  • El historial de éxitos y fracasos que ha tenido la empresa.
  • Tratar de entender las razones “reales” por las que el empresario vende la empresa, porque no siempre son las que él manifiesta.
  • Su posición con respecto a la competencia, la competitividad, exclusividad y vigencia de la necesidad que satisface el producto.
  • La opinión de los clientes y de la comunidad con respecto a la empresa.
  • Definir si conviene comprar la figura legal o solo el negocio en marcha.
  • El comportamiento de las ventas, los márgenes de contribución y las ganancias netas de la empresa.
  • Conocer el comportamiento del flujo de caja.
  • Determinar el valor en libros y el valor real de todos los activos y pasivos de la empresa, para conocer el patrimonio de la empresa, que casi nunca es el valor real de la misma.
  • Determinar si los dueños actuales seguirán teniendo alguna participación en la empresa después de la venta.
  • Revisar los temas legales de la empresa, las deudas contingentes y el nivel de exposición fiscal con los abogados.

Ventajas

Uno de los grandes beneficios de comprar una empresa es que las probabilidades de conseguir el éxito son mayores en comparación a iniciar una desde el principio. Esto se debe a que ya es conocida en el mercado y cuenta con colaboradores experimentados para administrarla con eficiencia y eficacia.

Otra de las ventajas es que es una opción más económica que desarrollar una organización desde cero. Ya tiene una cartera de clientes, una marca establecida, prestigio y saber hacer. Además, también permite ahorrar dinero en cuanto a la adaptación de las instalaciones, puesto que ya está hecho en función de las necesidades de la operación.

Por otro lado, permite tener un flujo de efectivo desde el principio, pueden aumentarse las utilidades con más rapidez, hay contratos en curso y ventas recurrentes, se conoce el éxito de las ubicaciones y se tienen proveedores ya aprobados.

Desventajas

No todo es color de rosa cuando se va a comprar una organización ya vigente. Una de las desventajas más notables es que la empresa puede estar en el momento en que su imagen y prestigio empiezan a decaer.

Otra es que existe la posibilidad de que haya cambios en las leyes y regulaciones en la zona donde esté ubicada y la afecten directamente, que los contratos de arrendamiento tengan problemas para su renovación o que se hereden relaciones conflictivas con proveedores, clientes, personal, entre otros.

Es por ello que, a la hora de comprar una empresa, es fundamental tener a la mano un análisis íntegro y lo más realista posible, de modo que se tenga información veraz acerca de lo que se está adquiriendo.


Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32388 Artículos
Editor en Pymex desde 2014