Ganador del Premio Oscar te enseña cómo vivir del arte

Se trata de Emmanuel Lubezki, ganador de su tercer Oscar consecutivo por el film “El Renacido”.

premios-oscar

 


Es el ganador de tres Premios Oscar a mejor fotografía. Y de otros numerosos premios cinematográficos alrededor del mundo. Y es latinoamericano. Su nombre: Emmanuel Lubezki.

¿Qué es lo que hizo de este latinoamericano todo un símbolo en un entorno dominado por los directores de fotografía estadounidenses y europeos? Descubramos la historia de este artista que supo decirle no a un entorno que le auguraba poco éxito.

Fotógrafo, no cinematógrafo

La primera vez que tuvo entre sus manos una vieja cámara analógica, el joven Emmanuel supo que lo suyo iba a ser la fotografía. Sin embargo, nada sería tan fácil como él preveía durante aquellos años. Ya de joven se inscribió a un centro especializado en fotografía para convertirse en un profesional de la materia, sin embargo, las huelgas constantes hicieron que el joven Lubezki abandonara dicho lugar sin un plan B bajo el brazo.

Fue en ese momento que un amigo de la adolescencia, Alfonso Cuarón, lo anima a estudiar en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Si bien no era precisamente lo que tenía en mente estudiar, Emmanuel encontró que aquel lugar sería lo más parecido a la escuela de fotografía que había abandonado recientemente.

Te puede interesar: Lecciones de 3 películas nominadas al Oscar

Vivir del arte, ¿una utopía?

Ya desde sus años de estudio en la UNAM, Lubezki destacó sobre otros compañeros ya que era uno de los pocos en clase que no deseaba ser director de cine. El soñaba con la fotografía de autor. Sin embargo, movido por la necesidad empezó a hacer sus pininos en el mundo del cine.

Empezó como productor en la película Camino largo a Tijuana y como director de fotografía en Bandidos, ambas con poca repercusión mediática en suelo mexicano. Dinero perdido, pero muchas experiencias ganadas.

Viendo que el cine no era lo más rentable en ese momento, se animó a dar el salto a la TV a través de la serie La hora marcada de Televisa. Si bien, la TV no era a lo que aspiraba Lubezki, esto le servía para ganar algo de dinero para sus futuras realizaciones. Luego se reencuentra con Cuarón para filmar Little Princess, cinta nominada al Oscar que fue el puntapié inicial de la carrera exitosa de Lubezki en Hollywood.

De algo inesperado a una forma de vida

Relata Lubezki que nunca pasó por su cabeza trabajar en Hollywood. Solo sucedió. Como sucedieron también sus participaciones como director de fotografía en cintas como ¿Conoces a Joe Black?, Y tu mamá también, El árbol de la vida, Gravedad, Birdman y El renacido, estas tres últimas que le valieron los tres premios Oscar que guarda en casa.

Ante todo lo alcanzado, Lubezki o el Chivo como lo conocen popularmente, asegura que no siente orgullo por haber triunfado en Hollywood. Por el contrario, dice que de lo único que se siente orgulloso es de haber sido consecuente con lo que quería y con lo quiere en el futuro.

Vía: entrepreneur.com / bbc.com
Foto: nofilmschool.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL


Artículos Relacionados