¿Cómo logra financiarse el Estado Islámico?

Esta organización ocupa gran parte de los territorios de Siria e Irak, y una minúscula parte de Irán, y no reconocen la autoridad de otros gobernantes.

Ver artículo completo

El Estado Islámico es frecuentemente una amenaza para los países europeos y americanos. Si bien numerosas figuras de la política han alzado su voz para combatir al Estado Islámico a través de las armas, pero primero hay que comprender cómo se mueve esta organización y cómo logra obtener dinero para financiar sus actos de terror.

  • Estado Islámico, ¿un grupo terrorista?

Si bien es cierto que para las altas esferas del poder, el Estado Islámico no es más que otra organización terrorista que pulula por el mundo, la verdad es que dentro del propio Estado Islámico no se ven como una organización terrorista, sino más bien como un Estado en sí.

Básicamente, esta organización ocupa gran parte de los territorios de Siria e Irak, y una minúscula parte de Irán. Poseen una organización jerarquizada liderada por el autoproclamado Califa de todos los musulmanes, Abu Al Baghdadi, y no reconocen la autoridad de los gobernantes elegidos en dichos países.

Cabe recordar que este grupo no nació bajo la denominación de Estado Islámico, sino que ha pasado por una serie de transformaciones hasta convertirse en la amenaza que representa hoy en día. Estado Islámico nace de las fuentes de Al Qaeda bajo el nombre de ISIS, para luego desmembrarse de Al Qaeda, atraer nuevos miembros y pasar a denominarse como Estado Islámico. Es, además una respuesta, a lo que ellos consideran como “gobiernos impuestos” por Estados Unidos y Europa tras la ofensiva aliada sobre Medio Oriente para defenestrar a Osama ben Laden y Saddam Hussein.

  • El petróleo y los secuestros

El Estado Islámico trata de mantener la infraestructura de los territorios que va conquistando. Su búsqueda principal lo conforman los pozos petroleros, los cuales se constituyen como la principal fuente económica de la organización.

Aunque no pueden vender el recurso oleaginoso en los mercados formales, sí lo hacen a través del mercado negro a precios 3 veces menor al que se oferta en el ámbito formal. Se calcula que los extremistas logran obtener cerca de $10 millones mensuales por este rubro.

La segunda fuente de financiamiento lo representan los secuestros. Según reportes periodísticos, el grupo extremista habría captado más de $120 millones durante los últimos 5 años por rescates. El caso más llamativo es el del periodista James Foley, por quien solicitaron $130 millones por el rescate. El gobierno estadounidense tajantemente afirmó que no podía transar con los radicales extremistas. Esto motivó que Foley fuera ajusticiado ante la mirada incrédula de millones de televidentes del mundo. La propia ONU ha recomendado a los países a no pagar dinero por rescates para evitar el crecimiento de esta organización terrorista.

  • Otras fuentes de ingresos

Regresando a tiempos antiguos, se ha acusado al Estado Islámico de cobrar tributos excesivos a las poblaciones sobre las que ejercen control. Aunque se desconocen cifras exactas al respecto, éste sería uno de los factores motivadores de la necesidad de expansión de este grupo terrorista.

Asimismo, se ha informado acerca de la venta ilegal de antigüedades y el tráfico de mujeres para el comercio sexual con destinos hacia Asia y Europa.

Tal vez, la estrategia aliada sea la equivocada. La guerra económica suele ser más dañina que la guerra armada, y de eso puede dar fe un país de nuestra región, Cuba.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI