18 pasos para ser un consultor exitoso para pequeñas empresas


¿Sientes que has acumulado la experiencia suficiente para montar un negocio de consultores de empresas? ¿Crees que llegó el momento de independizarte? Si estás seguro profesionalmente de llamarte a ti mismo un consultor, coach, asesor o mentor, estos pasos te ayudarán a desarrollar las siguientes habilidades, y así hacer crecer•••

Ver artículo completo

¿Sientes que has acumulado la experiencia suficiente para montar un negocio de consultores de empresas? ¿Crees que llegó el momento de independizarte?

Si estás seguro profesionalmente de llamarte a ti mismo un consultor, coach, asesor o mentor, estos pasos te ayudarán a desarrollar las siguientes habilidades, y así hacer crecer el negocio.

Cabe anotar que el consultor de pequeñas empresas trabaja con los clientes en la estrategia, la planificación y la resolución de problemas, y ayuda a los clientes a desarrollar habilidades y conocimientos empresariales.

Estos temas abarcan desde el diseño de un modelo de negocio o un plan de marketing, hasta la determinación de las técnicas de marketing que se deben utilizar y cómo usarlas.

Aquí hay una lista de cosas a considerar cuando se está comenzando la práctica de consultoría para pequeñas empresas:

1. Comenzar con el propio desarrollo de habilidades

No puede ser un consultor eficaz si no aporta valor al propietario de la pequeña empresa. Hay que ser implacable en la demostración de las habilidades para tener demanda de clientes al demostrar la validez de tales conocimientos y experiencias.

2. Comprobar el nivel de experiencia

Nadie confiaría su negocio a un consultor que nunca haya tenido un negocio antes o que no tenga un alto nivel de experiencia. Un experto se puede definir en general cuando cuenta ya con 10 mil horas de experiencia con el tema que dice que tiene experiencia.

3. Determinar la gran razón

Antes que se consiga diseñar su propio negocio y logre conseguir clientes, hay que descubrir por qué se desea ser un consultor para empresas pequeñas, y ayudar a esta audiencia en específico. ¿Cuál es tu motivación?

4. Determinar qué significa el “éxito”

La definición de éxito difiere de persona a persona. Hay que tomarse el tiempo para visualizar todas las formas en que una práctica de consultoría exitosa se manifestará en su vida personal y profesional.

5. Escribir un plan de negocio

Desarrollar cada uno de los pasos que uno mismo llevaría al cliente, y trabajar en su propio diseño de modelo de negocio. Hay que considerar qué formato legal se usará, cuáles son sus declaraciones de misión y visión, cuáles son las ofertas,etc.

6. Escribir un plan de marketing

Hay que diseñar un plan de marketing para diferenciarse de la multitud lo que ayudará a conectarse con la audiencia y construir una relación basada en la confianza. Hay que preguntarse:  ¿Se utilizará técnicas tradicionales de mercadotecnia solamente, o combinará el marketing tradicional y digital? ¿Cuál de todas técnicas disponibles traerá los mejores resultados?

7. Aprender habilidades de coaching

Es clave aprender cómo responsabilizar a los clientes para implementar los planes de acción y cómo lidiar con las situaciones difíciles.

8. Elegir un enfoque o nicho

Determinar si la especialidad requiere que se tenga una licencia o certificación (asesores financieros, asesores legales, asesores de seguros). ¿Se centrará en un área temática, con estrategias de marketing por correo electrónico, o será un experto que puede ayudar a los clientes con una amplia gama de desafíos y proyectos?

9. Decidir si se aconsejará o se hará el trabajo para ellos

Algunos consultores son asesores que trabajan con el propietario para hacer juntos el trabajo de planificación y estrategia. Otros consultores son más mentores o coach empresarial que  proporcionan una guía basada en su experiencia pero donde el cliente es quien debe responder a sus propias inquietudes y ejecutar él mismo las acciones.

10. Aprender los problemas que tienen la mayoría de los propietarios y formular una estrategia para definir y resolver esos problemas

Si se desea trabajar con el cliente como un mentor, trabajar entonces junto a él y averiguar cuáles son sus principales problemas con los que necesitar ayuda. Entonces, usar estrategias, herramientas y evaluaciones para ayudar a resolver estos problemas.

11. Entender las siete áreas de un modelo de negocio

Se trata de ayudar a los clientes en las áreas que están causando el mayor daño o tienen el mejor retorno de la inversión si hacen un cambio.

12. Sistematizar el propio negocio para que tenga la máxima eficiencia

Usar plantillas, automatización y guiones de ventas. Tomarse el tiempo necesario para configurar el negocio para crear estos sistemas para liberar su tiempo y atención para las tareas más importantes.

13. Obtener ayuda con el trabajo administrativo y de marketing

Se trata de subcontratar las tareas que no desea hacer, que uno no es un experto, o que quitan mucho tiempo y realmente no generan ingresos.

14. Sacar el ego del camino

Hay que pensar que uno es un consultor para servir a los clientes; se va a aconsejarles, ayudarles a determinar los pros y los contras de cada curso de acción, y luego permitirles tomar sus propias decisiones.

15. Ser honesto acerca de las propias áreas de desarrollo personal

Nadie es perfecto. A veces, se procrastina, a veces se distrae. Hay que descubrir las debilidades y aprender cómo superarlas, o contratar a un profesional para que ayude a desviarlas.

16. Elegir técnicas de marketing que traigan resultados a la conversación de ventas

No se debe elegir las técnicas de marketing, simplemente porque sean una tendencia; realmente si no aportan resultados positivos o no ayudan a construir su reconocimiento de marca hay que desecharlas.

17. Aprender la resolución de problemas, la toma de decisiones, la gestión de proyectos y las habilidades de gestión del tiempo

Estas 4 habilidades proporcionarán la espina dorsal de la ayuda que se ofrecerá a sus clientes y ayudará a que funcione su propio negocio con éxito.

18. Aprender de los maestros

En cualquier nicho de consultoría de pequeñas empresas siempre hay varias personas que ya han destacado por lo que se debe aprender de los mejores. Hay que estudiar sus ofertas, sus métodos de marketing, la manera en que funcionan sus negocios, y la forma en que trabajan con los clientes.

Vía: magentaig.com

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32123 Artículos
Editor en Pymex desde 2014