Trucos lúdicos para desbloquear tu mente y trabajar mejor

Si lo que quieres es aprender cómo relajar tu mente en los momentos de estrés para volver a ser productivo en el trabajo, entonces tienes que conocer estos juegos mentales.

Ver artículo completo

La mente se trata de la herramienta más poderosa con la que cuenta en ser humano. Por ello, es importante que sepamos cómo cuidarla para mantenerla a la totalidad de sus capacidades. Con este fin, te contamos algunos trucos lúdicos con los cuales desbloquear tu mente y trabajar mejor.

Un poco sobre los juegos para despertar la mente

Por lo general, nuestro día a día hace que nuestra cabeza esté llena de distintos pensamientos al mismo tiempo. Por ello, muchas veces el cerebro se satura de información.

Esto trae como consecuencia que dejemos de rendir adecuadamente en nuestras tareas diarias. Para evitar que esto ocurra, es importante conocer métodos que ayuden a desbloquearlo para continuar trabajando.

Juega al anti-problema

Muchas veces nos encontramos bloqueados con una situación sin saber qué hacer para resolverla. El juego del antiproblema consiste en imaginar que el problema es una situación completamente opuesta a la real.

Luego, es necesario hacer una lluvia de ideas con la que determinar posibles soluciones, reales o no, a este. Como consecuencia, tu mente se despajará al pensar en otra cosa y cuando vuelvas a meditar sobre el tema podrás ver ángulos que antes habías obviado.

Juega a mezclar y emparejar

Este se trata de un juego perfecto para desarrollar cuanto tu mente está embotada. Después de todo, se vuelve una propuesta dinámica que la fuerza a pensar fuera de la caja.

Este juego simplemente consiste en unir elementos y entrar en el mundo de las posibilidades. Por ejemplo, qué pasaría termos de agua reprodujeran música o si las prendas de vestir tuvieran GPS. Las ideas que salgan no tienen por qué ser realistas, lo importante es despertar la creatividad de la mente.

Dale vida a tu producto

Si por otro lado lo que buscas es ser más creativo a la hora de vender un producto, entonces finge que tiene vida. De este modo, podrás determinar características de su personalidad que no verías si siquiera siendo un objeto inanimado.

Artículos Relacionados