Emprendedora peruana te cuenta cómo iniciar un negocio con éxito

La fundadora de Laboratoria revela las claves de su modelo exitoso para crear un sistema para enseñar programación a mujeres con poco acceso a la educación. Mariana Costa tiene 32 años, es emprendedora social, cofundadora de Laboratoria, donde empodera a jóvenes mujeres con una educación de calidad y quien se

Ver artículo completo

La fundadora de Laboratoria revela las claves de su modelo exitoso para crear un sistema para enseñar programación a mujeres con poco acceso a la educación.

Mariana Costa tiene 32 años, es emprendedora social, cofundadora de Laboratoria, donde empodera a jóvenes mujeres con una educación de calidad y quien se hizo famosa cuando compartió un panel con el ex presidente Barack Obama y Mark Zuckerberg en el Congreso Global de Emprendedores 2016 en Estados Unidos.

Cabe destacar que de su empresa han egresado más de 500 desarrolladoras web, y donde en promedio, el 70% de ellas consigue un empleo que triplica sus ingresos.

Así que ofrecemos algunos de sus consejos para quienes sueñan con aventurarse al maravilloso mundo del emprendimiento social con éxito:

1. Educarse, después lanzarse

Una de las primeras cosas es aprender, de manera acelerada, todo lo necesario para hacer realidad la idea emprendedora. En el caso de “Laboratoria”, Mariana Costa quería comenzar un programa para identificar a jóvenes talentosas que aún no hubiesen tenido la oportunidad de acceder a educación superior de calidad, para formarlas como las mejores desarrolladoras web, y conectarlas con empresas que pudiesen emplearlas.

La primera decisión a tomar es no tener miedo y darse cuenta de todo lo que se puede aprender con algo de creatividad y esfuerzo. Aquí el tiempo de preparación era importante, pero no debe durar demasiado.

2. Buscar partners

Si esta joven emprendedora hubiese estado sola, hubiera sido imposible hacer realidad su proyecto.  Y si bien es cierto que a lo largo del camino se cometieron errores en el proceso de sacar Laboratoria adelante, una de las cosas que hizo bien desde el inicio fue tener a los mejores aliados cerca a ella. En el camino desde entonces, nada lo ha construido sola para lograr conseguir el éxito empresarial.

3. Aprender a exponerse

Una de las cosas que más les costó cuando Laboratoria comenzó a hacerse conocida fue exponerse en público. No era tímida, pero verse en una revista le daba cierta sensación de nerviosismo. Costa señala que le costó empezar a hablar de su empresa y perder la vergüenza, y que con el tiempo descubrió que es tal vez la herramienta más poderosa que se tiene: cada  emprendedor es una historia, y compartirla es parte de su trabajo.

4. Aprender a pedir ayuda

La mayoría de emprendedores empiezan con muchas ganas y pocas cosas. Este proceso siempre termina por pasar la factura. En su experiencia, para evitar el colapso completo, se necesita aprender a pedir ayuda, pues es una etapa en que todo emprendedor pasa por esto en un momento u otro. La angustia no deja de ser la misma pero compartida, es siempre más llevadera.

5. Mantener la causa cerca del corazón

Siempre señala que ser emprendedora social, a pesar de todos sus retos, es hasta ahora de las mejores cosas que le ha pasado en la vida. Por eso Mariana Costa está convencida que eso es porque ama con cada parte de su ser lo que Laboratoria representa: la oportunidad de brillar para aquellas mujeres que no pudieron hacerlo. El camino no es fácil, pero ella asegura que vale la pena.

Vía: e-quipu.pe

Sobre Pedro O 28414 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados