Cómo al tratar de ayudar a su madre para vender en internet fundó un imperio de US$300 millones

Todo comenzó al diseñar una web para vender manualidades, pero se percató que el negocio estaba en ofertar empleo en internet.

Así nace Freelancer.

En 2011, al australiano Matt Barrie se le ocurrió una idea de una empresa que ahora vale 300 millones de dólares mientras hacía un favor a su madre.

Se trata del portal Freelancer que conecta a gente que ofrece tareas concretas con otros que buscan trabajo.

El portal se fundó en Sídney, Australia, y ya cuenta con casi 23 millones de usuarios en todo el planeta, entre trabajadores por cuenta propia (freelance) y personas que ofrecen…

Ver artículo completo

Todo comenzó al diseñar una web para vender manualidades, pero se percató que el negocio estaba en ofertar empleo en internet. Así nace Freelancer.

En 2011, al australiano Matt Barrie se le ocurrió una idea de una empresa que ahora vale 300 millones de dólares mientras hacía un favor a su madre. Se trata del portal Freelancer que conecta a gente que ofrece tareas concretas con otros que buscan trabajo.

El portal se fundó en Sídney, Australia, y ya cuenta con casi 23 millones de usuarios en todo el planeta, entre trabajadores por cuenta propia (freelance) y personas que ofrecen trabajo.

De tal modo que los empleos ofertados van desde escribir un informe para una empresa, diseñar un tatuaje, diseñar aplicaciones hasta ayudar en una campaña de publicidad. No está nada mal ese negocio online de éxito para un empresario de 44 años de edad que asegura que antes de prendérsele el foco con ésta idea era un “hombre a la deriva”.

Sus inicios

Barrie dejó su primer start-up, una empresa de Sidney llamada Sensory Networks en 2016 que hacía chips de computadoras para equipos de seguridad. Pero no se sentía bien en dicho ambiente laboral en vista que no estaba de acuerdo con la forma en que se vendía que era “desastrosa”, según sus propias palabras.

Además, la empresa tenía varios problemas para la publicidad y marketing por lo que sobrevivió financieramente hasta que fue comprada por el gigante tecnológico Intel en 2013 por US$20 millones: pero Barrie afirma que en 2006 “realmente se sentía un fracasado”.

Así que luego de atravesar un período de descompresión, el emprendedor empezó a pensar qué podría hacer con su vida. Justo entonces estalló la crisis financiera global en 2007 donde las empresas no conseguían financiación, y pensó.: “¿Qué voy a hacer conmigo?”

Una idea innovadora

Fue entonces cuando pensó en la idea de diseñar sitio web para su madre, que vendía manualidades y arte al por mayor. Así que comenzó a incluir un directorio de tiendas a las que suministraba productos, pensando que eso animaría a otras para ser aceptadas en la lista, de tal forma que su primera hoja de cálculo de excel tenía 1,000 filas.

Así que Barrie intentó contratar a jóvenes del lugar para que introdujeran datos ofreciéndoles US$1.500. Pero nadie quiso hacerlo, pues le decían que el trabajo era demasiado aburrido. Lo cierto es que cuatro meses después Barrie, desesperado, comenzó a buscar a alguien en internet, y se topó con el portal sueco Getafreelancer.

Eventualmente averigué cómo ofertar un trabajo. Me fui a comer y al volver tenía 74 emails de personas que me decían que podían hacerlo por US$1.500, US$750, US$400… pensaba que se trataba de una estafa“, recuerda.

Al final contrató a un equipo en India que hizo el trabajo en tres días por US$75 quedando tan impresionado que decidió crear su propia versión del sitio web, pero tuvo algunos inconvenientes para obtener financiamiento de los bancos que no querían prestar dinero a una empresa de internet sin bienes físicos para vender en caso de fracaso.

Al final un amigo le prestó el dinero y Barrie contrató a algunos trabajadores a través de Getafreelancer, antes de comprar esa empresa, a la que le cambió el nombre a Freelancer que, desde entonces, sus operaciones están en la nube usando los servicios de Amazon, y ya ha adquirido 18 competidores y cuenta hoy con 570 trabajadores.

A pesar de haber recibido críticas por reducir el precio que perciben los profesionales cuando compiten entre ellos por empleos, Barrie señala que su empresa ha tenido un gran impacto positivo en millones de personas en países en vías de desarrollo donde la gente obtuvo ingresos superiores al pago de un salario local.

Vía: bbc.com

Articulos Relacionados