Las tarjetas de crédito ¿Arma de doble filo?

Conoce el mundo al que te involucras cuando adquieres una tarjeta de crédito, es difícil salir de deudas si vas sumergiéndote más y más. Las tarjetas de crédito pueden ser un arma de doble filo, y puede jugarte muy mal. Ten precaución.

Ver artículo completo

Una tarjeta de crédito en principio es maravillosa ¿Para qué negarlo? Nos puede sacar de muchísimos apuros. Imaginemos un caso hipotético, donde tienes tu tarjeta de crédito, es fácil usarla y gastar todo el dinero, que en efecto no te pertenece. Estás haciendo un préstamo al banco, donde luego tú tomas el papel del deudor y el banco de acreedor.

Decides dejar pasar cada una de los llamados a cancelar tal crédito ¡Primer error! Debes saber que por cada día que pasa los intereses aumentan, y es muy difícil librarte de un pago de ese nivel. Así que es preferible que pagues a tiempo porque luego nada te será suficiente.

Mancha tu historial

Normalmente, al adquirir un crédito nuestra felicidad es inminente, y lo primero que realizamos es pasar la tarjeta, estrenarla y disfrutar. Si dejas que las cuotas se acumulen, te van a tachar como un moroso y eso te va limitando, considerémoslo como una lista negra que manejan los bancos.

Pero, ¿qué consecuencias trae? No puedes abrir cuentas, no se te facilitarán más créditos y puede incluso que sobrepase esta esfera y afecte tus negocios en otro ámbito.

Puedes quedar en bancarrota

Al ser relativamente sencillo de adquirir, a las personas se les facilita sacar una tras otra. Se percatan de las consecuencias cuando los intereses literalmente están acabando con su economía, cuando la situación los vuelve ilíquidos, y en el instante que su patrimonio debe distribuirse entre sus acreedores.

Se prevenido

Pueden embargarte y esto va concatenado con el punto anterior, solo que para llevar a cabo el embargo es necesario de una demanda y medidas cautelares. Que por si fuera poco, también pudiera ser una raya más a tu historial. Léete cada una de las condiciones que te otorgan cuando vas a solicitar la tarjeta de crédito. Y considera si de verdad eres apto para adquirirla.

Han sido un invento fenomenal, pero necesitas utilizarlo con cabeza fría, volverse loco con una tarjeta de crédito nos puede jugar muy mal. Recuerda que existen muchísimos casos donde personas millonarias perdieron todo de la noche a la mañana, solo por pagar intereses, no permitas que tú seas uno de ellos.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI