Creció la morosidad bancaria de jóvenes peruanos

Es por ello que hoy en día el sector de jóvenes entre 20 y 25 años en nuestro país es el que registra mayor morosidad bancaria entre todos los grupos generacionales, según alerta Sentinel.

Ver artículo completo

¿Qué puede hacer un joven con una tarjeta de crédito? Innumerables cosas. En la actualidad, ya no es extraño encontrar jóvenes con varias tarjetas de crédito en su poder, pero en este caso específico, vale recordar el dicho “el hábito no hace al monje”.

Ya que el hecho de tener más tarjetas de crédito no te hace más conocedor del sistema de préstamos del sistema financiero. Es por ello que hoy en día el sector de jóvenes entre 20 y 25 años en nuestro país es el que registra mayor morosidad bancaria entre todos los grupos generacionales, según alerta Sentinel.

  • Deuda de jóvenes peruanos en crecimiento

En la actualidad ya la mayoría de los jóvenes han accedido a créditos financieros, lo cuál ha llevado a que con su corta edad puedan llegar a tener muchas deudas. Y uno de los principales puntos son:

1) La cantidad de dinero solicitada por los jóvenes peruanos a los bancos.

2) El incremento del precio de dólar. Se entiende por tanto que una gran parte de los jóvenes de nuestro país accede a créditos en dólares, algo que como ya han anunciado diversos economistas, es totalmente contraproducente si el salario de los deudores ingresa en soles.

Aunque los montos solicitados tampoco son de escándalo. De las personas entre 20 y 25 años de nuestro país, un mayoritario 27% se endeuda por montos menores a los S/. 1.000. Un también importante 24% lo hace en montos mayores a los S/. 1.000, pero menores a los S/. 2.000. Apenas, un minúsculo 1% de ellos, posiblemente jóvenes empresarios, lo hace por montos superiores a los S/. 50.000.

  • Morosidad y deudas de consumo

A diferencia de otros grupos generacionales, los jóvenes son los que más sufren con el tema del retraso en sus pagos. Y esto se debe a una razón muy sencilla: cerca al 50% de los jóvenes en el Perú no posee un empleo formal, siendo la mayoría de ellos parte del mercado informal de trabajo o trabajadores independientes.

Lamentablemente, esto podría conducir a la denominada “muerte financiera” de muchos de estos jóvenes deudores, quienes quedarían imposibilitados para acceder a nuevos créditos (empresariales, hipotecarios, etc.) en un futuro no muy lejano.

Otro tema que conlleva suma atención es el de las deudas de consumo. Este grupo es también el que accede con mayor asiduidad a los Créditos Directos (préstamos a sola firma), representando al día de hoy un 25% de los deudores financieros en este rubro. Esto quiere decir que solo un minúsculo porcentaje de los jóvenes solicita créditos para inversiones (incluso, los préstamos universitarios están por debajo de los de consumo) a corto o largo plazo.

  • Algunos consejos para nuevos deudores

Quizás acabas de conseguir trabajo y ya te están lloviendo las primeras llamadas ofreciéndote suculentos créditos. Pues, no accedas a ellos. Antes de acceder a un crédito, analiza cuánto de flujo de efectivo manejarás para los siguientes meses.

Asimismo, es recomendable postergar algunos gastos en base al crédito, tales como viajes, fiestas, etc., que bien podrían hacerse luego con dinero ahorrado. Y finalmente, recordar que el dinero de una tarjeta de crédito nunca debería servir de reemplazo a un trabajo. Si no tienes una fuente de ingresos recurrente, abstente del todo de los peligrosos créditos.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI