Los 10 trucos de ahorro increíbles que tienen los Judíos

Los judíos son famosos por mantener economías estables y en muchos casos envidiables. Entonces, ¿Qué es lo que hay que aprender acerca de sus gastos y compras? ¿Cómo aplicarlo en mis finanzas?  A lo largo de la historia de la comunidad judía muchos de sus miembros han sido figuras de

Ver artículo completo

Los judíos son famosos por mantener economías estables y en muchos casos envidiables. Entonces, ¿Qué es lo que hay que aprender acerca de sus gastos y compras? ¿Cómo aplicarlo en mis finanzas? 

A lo largo de la historia de la comunidad judía muchos de sus miembros han sido figuras de renombre y éxito en diversas áreas como la ciencia, la literatura, el arte, la tecnología, pero sobre todo en el emprendimiento y el liderazgo comercial.

Son pues, sus tradiciones, costumbres y pensamientos, que han sido transmitidos de generación en generación, los que han valido como la clave del éxito financiero. Y que no llame la atención al asociar la palabra “judío” con “dinero” o “éxito”.

Así que te mostramos ciertos hábitos de ahorro de los judíos que todo emprendedor debería imitar:

1. Tu trabajo es un medio, no el fin

Una parte importante del ahorro es ganar dinero para poder ahorrarlo como es evidente. No obstante, se debe tener presente que el deseo de ganar y ganar más dinero no generará el ahorro. Así, la perspectiva que se tiene de trabajar cambiará por completo, en vista que el trabajo no es la recompensa, sino es el medio por el cual se puede obtener dinero que está bien que sea repartido entre las necesidades como el pago de servicios, comida, entretenimiento, etc.

2. Gastar como si alguien estuviese observando

El gastar dinero es una compulsión que no muchos saben controlar o mantener encerrado en su interior, lo que genera un sentimiento de culpa muy fuerte. ¿Cómo se soluciona esto? La respuesta es simple: gastar como si alguien estuviese observando. De esta manera no se actuará de manera compulsiva, sino que más bien se meditarán las acciones a tomar con más inteligencia.

3. Aceptar los consejos de ahorro de los demás y corregir los nuestros

El judaísmo enseña que es necesario ser humildes, porque el orgullo solo entorpece el camino del éxito, de las metas. “Quien ama la instrucción ama el conocimiento, pero quien odia la corrección es tonto” (Proverbios 12:1). De esta manera se debe aceptar de buena gana lo que los demás tengan para decir acerca de los hábitos de gastos. Hay que tomarlo como una sugerencia.

4. Investigar cada posibilidad de ahorro

El dinero no cae del cielo, tampoco lo serán las oportunidades, por eso hay que salir a buscarlas donde sea que se puedan encontrar, porque el que busca está en la capacidad de encontrar.

5. Que los ingresos para el ahorro sean honestos

Parte importante para ganar dinero es el método empleado para hacerlo, pues de nada sirve ganar extra si se hace de forma poco moral o ilícita. Para los judíos, las cuentas siempre deben ser limpias y darse sin temor a nada.  “Si uno es honesto en sus tratos comerciales y la gente lo aprecia, se considera como si hubiera cumplido con toda la Torá” (Mejilta Beshalaj 1).

6. Alejarse de las tentaciones

No hay que ir a sitios en los cuales se estará tentado a gastar el dinero, tampoco dejarse guiar por ese amigo que invita por tercera vez consecutiva a cenar en un restaurante que sale de la zona de confort por sus altos precios. No hay que ceder cuando se sabe que se está en una posición de debilidad.

7. Ser honesto con lo que realmente se necesita

Para ahorrar se debe pensar en las necesidades actuales, no se permiten pensamientos como “la próxima semana lo necesitaré”. Pensar así, solo genera gastos y acumulación de objetos innecesarios.

8. No prohibirse los gustos, solo limitarlos

La vida no puede significar solo trabajar para pagar cuentas. Los gustos también deben tener un espacio importante en el día a día, por ello si se desea comprar un traje nuevo, adelante. Pero eso sí, que no se trate de ir por las piezas más costosas, o hacerlo cada 15 días. La moderación es la clave.

9. Trabajar duro para obtener ahorros

Hay que esforzarse para lograr lo que se desea. Esto es primordial para alcanzar cualquier tipo de objetivo. Por lo tanto, si se quiere ahorrar se debería buscar un trabajo extra, estudiar alguna especialización, aprender otro idioma etc.

10. Donar

Donar alguna parte de los ingresos generará más riqueza que simplemente guardarlos en una cuenta de banco. Porque al entregar algo a quien lo necesite, no solo se demuestra que somos capaces de generar dinero extra, sino que se tiene la capacidad de asignar el dinero correctamente y a los lugares que son prioridad.

Vía: billmo.com

Sobre Pedro O 28482 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados