10 fantásticos trucos para entrenar el ahorro hormiga

El café de las mañanas, los antojos o las compras compulsivas son desembolsos que no se toma en cuenta, pero que al final suman cantidades importantes.

¿Cómo combatir el “gasto hormiga”? Cuando se hace una previsión de los gastos mensuales, la mayoría elabora una lista de esos gastos que no se pueden prescindir: el alquiler, la luz, el agua o el seguro de auto entre otros.

El error: se olvida de los llamados "gastos hormiga", que son esos gastos cotidianos y casi imperceptibles, como un café, un paquete de chicles o una salida con los amigos que, al final, terminan…

Ver artículo completo

El café de las mañanas, los antojos o las compras compulsivas son desembolsos que no se toma en cuenta, pero que al final suman cantidades importantes. ¿Cómo combatir el “gasto hormiga”?

Cuando se hace una previsión de los gastos mensuales, la mayoría elabora una lista de esos gastos que no se pueden prescindir: el alquiler, la luz, el agua o el seguro de auto entre otros.

El error: se olvida de los llamados “gastos hormiga”, que son esos gastos cotidianos y casi imperceptibles, como un café, un paquete de chicles o una salida con los amigos que, al final, terminan descuadrando el presupuesto mensual.

Lo cierto es que casi todo el mundo vive con estos gastos mes a mes. Entonces, para encontrar una solución de seguir gastando dinero, hay que remitirse al “ahorro hormiga” que puede ser tu mejor aliado.

Así que ofrecemos estos trucos para entrenar las finanzas personales y salir airosos:

1. Fijar un presupuesto para tus gastos hormiga

Los caprichos son parte de la vida y, por ende, de los gastos. Así que se debe marcar una cantidad al mes para los ratos de ocio, como salir de cena con los amigos o tomarse un café. El truco no es nunca dejar de disfrutar de esos buenos momentos, pues el secreto está en planificar los gastos extras y cuando se llegaal tope del presupuesto aprender a decir NO.  Así comienza el ahorro hormiga.

2. Con la economía, es mejor no improvisar

Para saber cuando se desea ahorrar cada mes, hay que sacar cuentas de los gastos fijos, lo que se quiere ahorrar de los ingresos y lo que queda para gastar. Ceñirse a ese margen, si no la economía saltará por los aires. Esto es como las dietas, al comienzo son duras, pero al final se agradecen.

3. Poner el freno a principio de mes

Son muchos los que cada comienzo de mes, al ver la nómina en cuenta, se relajan y abren la billetera sin reparo ante la falsa sensación de abundancia a comienzos del mes, pero por desgracia, suele acabar el mes con el saldo bajo en rojo.

4. Los gastos hormiga que se puede evitar

Los almuerzos, juegos de casino o las meriendas pueden ser la perdición. Si se tiene que almorzar en el trabajo,, hay que olvidarse del menú del día, y llevar el refrigerio. A final de mes se habrá ganado en salud y en la cartera.

5. Objetivos con gran satisfacción personal

Las metas siempre han funcionado genial. Si en el deporte y el trabajo se marca, retos, hay que hacerlo también en el ahorro. Las claves: esfuerzo y constancia. Y marcarse un objetivo. Por ejemplo, ahorrar para las vacaciones de verano o para matricularte en algún curso que interese. Así que al ver cómo crece el “chanchito” hará doblar los esfuerzos para luchar contra los gastos hormiga.

6. Adiós al dinero de plástico

Hay que gastar lo que se lleva en el bolsillo o el monedero, de esa forma se tendrá tiempo de pensar si ese gasto es o no necesario. Está claro que el “dinero plástico” es cómodo y rápido, pero también traicionero. Un gasto hormiga pagado con tarjeta no duele de inmediato. El dolor llegará cuando se miren los últimos movimientos de la tarjeta de crédito.

7. Controlar el precio del transporte

¿Cuánto se gasta en desplazamientos? Calcular cuánto se paga por cada viaje y averiguar si se puede ahorrar reduciendo el número de desplazamientos, compartiendo transporte o con ofertas de abonos mensuales en transporte público.

8. Bajar a comprar sin hambre y lista en mano

Este es uno de los secretos que más nos han gustado: hacer la lista de la compra no es un invento para los despistados, sino para los ahorradores. Si antes de ir a comprar se hace una lista con todo lo que se necesita, se debería ahorrar y evitar gastos hormiga en caprichos de última hora.

9. Controlar y registrar los gastos

Es interesante guardar los tickets y llevar un control constante de los gastos hormiga. Hay un montón de aplicaciones móviles para registrar cada gasto. Saber cuánto y en qué gastas más dinero permitirá mejorar el ahorro hormiga. En base a los gastos mensuales, se podrán tomar decisiones para ajustar el presupuesto y ahorrar en algunos gastos.

10 Buscar el mejor banco

¿Te has preguntado si tu banco es rentable? Al igual que los intereses, hay otros gastos hormiga como las comisiones bancarias que se traducen en pérdidas. Aún hay entidades bancarias que cobran gastos por todo: por el “mantenimiento” de la cuenta, por utilizar la tarjeta de débito, realizar transferencias o sacar dinero en determinados cajeros. Hay que estudiar las opciones.

Vía: 1000trucosparaahorrar.com

Articulos Relacionados