10 consejos sobre finanzas que debes seguir antes de cumplir 30

Los 20 son el tiempo perfecto para comenzar a tener prácticas inteligentes con el dinero y llegar a la base 3 con la seguridad de tener una vida financiera saludable.

Luego de cumplir 20 años es momento propicio para ponerse serio con las finanzas. Después de todo, esa es la época en la que se está empezando la carrera y probablemente ni siquiera se esté ganando un adecuado sueldo.

Lo cierto es que los 20 son el tiempo perfecto para comenzar a tener prácticas inteligentes con el dinero por lo que ofrecemos estos consejos financieros para cumplir y llegar a los 30 con la posibilidad comenzar a alcanzar la libertad financiera.

1. Preparar un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es algo que todos deberían tener, especialmente para familias con hijos. Es un fondo que permitirá subsistir y cubrir todos los gastos y letras durante al menos 6 meses, en el supuesto caso que durante ese tiempo no se tuviera ningún ingreso.

2. El ahorro automatizado

Se recomienda también tener un plan de ahorro desde el cual cada mes el banco coja de la cuenta una cantidad fija, por pequeña que sea y que ese dinero vaya a parar a una cuenta remunerada. Esa especie de letra creará la obligación adulta de tener ese dinero en una cuenta.

3. Comenzar a leer libros de finanzas

Son muchas las personas que leen artículos de educación financiera pero les aburren los de finanzas y bolsa de valores. Siempre se insiste en que no hay gran fortuna en este planeta que no haya pasado por la renta variable. Además, si uno es capaz de reconocer el rumbo de un mercado bursátil, también será capaz de multiplicar fácilmente el capital. Y para ello hay que tener varios conocimientos mínimos.

4. Vivir dentro de las posibilidades pero vivir

Los 20 años es una edad ideal para ahorrar, pero también para disfrutar algunos placeres, por lo que se debe evitar en aquellos gastos que realmente se sabe que son prescindibles. Se debe buscar también maneras de disfrutar sin necesidad de gastar dinero, pues si no somos capaces de conseguirlo, con el tiempo no seremos felices ni con todo el dinero del mundo.

5. Alejarse de las deudas durante el mayor tiempo posible

A veces, ante la imperiosa necesidad de compra algo, se recomienda esperar algunos meses para poder hacerla al contado en vez de pagar los intereses que conlleva al hacerlo en plazos. Hay que recordar que antes de usar una tarjeta de crédito cuyo importe no se pueda pagar íntegramente a final de mes, pensar si realmente se puede permitir eso que se desea comprar o si realmente se necesita.

6. Aprender a negociar

Con el paso tiempo, todo se convierte en una negociación constante: negociar precios, negociar el propio sueldo, negociar con proveedores, etc. Existen muchas técnicas para la negociación y hasta hay muchos libros, aunque nada mejor que tener un buen mentor para aprender e incursionar al mercado de las finanzas con acierto.

7. Tener un plan financiero

Si no se cuenta con un plan, una meta u objetivo, el negocio irá en piloto automático que suele llevar en ocasiones a lugares en los que no se desea estar.

8. Deshacerse de los malos hábitos financieros más comunes

Entre los malos hábitos en finanzas personales se tiene lo siguiente:

  • Gastar mucho dinero en cosas que no se necesita.
  • Gastar dinero en juegos de azar.
  • Vivir por encima de las posibilidades.
  • Vivir al día y no ahorrar.
  • El mal uso de las tarjetas de crédito.
  • Malas inversiones.
  • No darle la debida importancia a la educación financiera.

9. Reconocer los hábitos para el éxito financiero

Hay que estudiar seriamente los hábitos de los verdaderos millonarios para tener éxito en las finanzas. Hay que recordar que en ocasiones, más que innovar, únicamente se tiene que copiar cómo lo hicieron.

10. Aprender a ser inteligente

Existen una gran cantidad de libros que ayudarán a abrir la mente y hacer más inteligente al emprendedor o profesional. Y si se trata de ser financieramente inteligente se debe aprender a confeccionar un presupuesto real, basado en gastos concretos; incorporar como hábito metodologías de control y revisión frecuentes del presupuesto y tener disciplina, que son los primeros pasos para obtener resultados.

Vía: negocios1000.com

Sobre Pedro O 27115 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014

Artículos Relacionados